Las exportaciones de petróleo desde Chubut tuvieron en la primera parte del año dos rasgos distintivos. El primero se vincula a la recuperación de precios, ya que con un volumen menor de ventas que entre enero y abril del año pasado, el resultado económico es casi el mismo.

Así se desprende de la comparación de datos oficiales de la Secretaría de Energía de la Nación, relevados para este informe exclusivo de ADNSUR. Mientras en el primer cuatrimestre de 2020 la exportación fue de 5,5 millones de barriles, el monto de ventas alcanzó los 210 millones de dólares.

En enero-abril 21, aun con una venta de 2 millones de barriles menos que en igual lapso del año pasado (una merma del 40 por ciento, en cantidad de crudo vendida), el producido de la exportación es muy similar, con 203,2 millones de dólares. Es decir, sólo un 3 por ciento menos en cuanto al monto ingresado el año pasado.

El segundo aspecto es precisamente el sesgo negativo en relación a las cantidades, ya que por diversas razones del mercado en el primer cuatrimestre de este año las exportaciones fueron menores a las del primer cuatrimestre del año pasado.

Esto puede obedecer, por un lado, a una mayor demanda interna, ya que en el período de 2020 está incluido el inicio de la cuarentena, con el cierre casi absoluto de circulación entre fines de marzo y todo el mes de abril. Eso motivó que en ese tormentoso mes del año pasado se llegaran a concretar exportaciones de 10 dólares por barril, lo que se justificaba por la necesidad de descomprimir los espacios de almacenaje.

Otra variable que puede incidir en ese indicador es el de la producción de petróleo, que de no volver a sus niveles previos a la pandemia, podría implicar menores excedentes para la venta externa.

¿Qué pasó con la producción?

Los datos oficiales del organismo nacional reflejan que la producción de petróleo en Chubut, como en la mayor parte de las áreas convencionales de crudo, todavía no se ha recuperado. El acumulado de los primeros cuatro meses de este año es de unos 900.000 barriles menos que en igual período del año pasado, lo que significa una merma del 5,5 por ciento.

Más significativo aún, es también más bajo que en 2019, el último año previo a la pandemia, frente a lo que desciende 1,2 millón de barriles, en la comparación de los primeros cuatro meses de cada año. Es decir, según los datos de Reportes de Producción de la Secretaría de Energía, la producción de crudo de en la provincia, en el primer cuatrimestre de este año, fue de un 7 por ciento inferior al mismo período de 2019.