COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Independientemente de las expresiones de deseos de los funcionarios, el mercado impuso en la última liquidación de regalías su propia lógica implacable: en mayo, las regalías se liquidaron a un precio promedio de 24 dólares por barril para la provincia de Chubut, pese al decreto 488/2020 que fijó un precio de referencia para el mercado interno en 45 dólares por unidad.

Los datos surgen del registro oficial de la Secretaría de Energía de la Nación, relevado para este informe exclusivo de ADNSUR, que muestran que en mayo el crudo Escalante que produce Chubut se liquidó a un promedio de 151,91 dólares por metro cúbico. Convertido a barriles, ese valor oficial implica algunos centavos por encima de los 24 dólares cada uno.

Tal como había anticipado esta agencia, era esperable que varias de las proyecciones de excesivo optimismo realizados sobre el cálculo fijado por la nueva normativa no se verían reflejadas con la liquidación de mayo, que se concretó el 15 de junio último. El precio estipulado en el decreto nacional sólo tuvo vigencia a partir del día 19 de mayo, pero además sólo es aplicable a las ventas al mercado interno. El petróleo exportado se vende a precios internacionales, que si bien mostró un recupero desde el mes pasado en adelante, se mantuvo con operaciones por debajo incluso de las cotizaciones oficiales.

No le fue mucho mejor a Neuquén, pese a que el decreto 488 sólo garantiza los 45 dólares para el crudo de Vaca Muerta, mientras el resto de las regiones queda sujeto a descuentos por penalización. El precio promedio para Neuquén en mayo fue de 163,82 dólares por metro cúbico, es decir unos 26 dólares por barril promedio.

También en la provincia neuquina hubo exportaciones que suplieron las ventas que no se produjeron en el mercado interno, a partir de la demanda de combustibles que sigue “planchada”, pese al leve recupero de mayo.

En julio subiría a 31 dólares por barril

La semana próxima, cuando se liquiden las regalías de junio, podrá verificarse cuál fue el efecto real del precio fijado por decreto, durante el primer mes pleno de funcionamiento. Con una suba en la recaudación estimada en el 20 por ciento respecto de mayo (se elevaría de 15 a 18 millones de dólares, según analistas consultados por esta agencia), las proyecciones indican que el crudo Escalante llegaría a un promedio de alrededor de 31 dólares por barril. Esto se daría por la combinación entre las ventas al mercado externo y el interno.

El precio de mayo, pese a todo, fue bastante mejor que el de abril, que se había ubicado en un promedio de 143,06 dólares por metro cúbico (unos 22,7 dólares por barril); pero quedó por debajo de marzo, cuando el promedio fue de 271,50 dólares por metro cúbico. En febrero, el Escalante se liquidó a 328,95 dólares y en enero, a 364,38 dólares por metro cúbico, equivalente a casi 58 dólares por cada barril.

En esos primeros 3 meses del año, la cotización del crudo Escalante fue mayor a la del valor obtenido por Neuquén. Una perspectiva que auguraba un buen año para esta región, a partir de una mayor demanda del tipo de petróleo que produce Chubut. Eso fue antes de los drásticos cambios que impuso la pandemia a la economía mundial.