Tras la aprobación del acuerdo de prórroga de concesiones, el plan de inversiones que pondrá en marcha CGC en el norte de Santa Cruz prevé desembolsos por un total de 1.150 millones de dólares entre los años 2022 y 2030, lo que incluye un plan de 45 pozos netamente exploratorios. Así se desprende del convenio firmado entre la operadora y el Instituto de Energía de la vecina provincia, a través del cual la operadora del grupo Eurnekian busca revertir el declino y recuperar las reservas en yacimientos que hasta hace algunos meses eran operados por Sinopec.

El plan de trabajo, luego de la aprobación de la Legislatura de Santa Cruz por parte de la mayoría de los diputados provinciales, contempla un total de 214 nuevos pozos de explotación, a lo que se suman 545 reparaciones y dos pilotos de terciaria, para el incremento de producción mediante la inyección de polímeros.

Tras el fuerte declino de la producción de petróleo en el norte santacruceño, la operadora que se quedó con las áreas que eran operadas por la compañía china se comprometió a través del nuevo acuerdo a revertir esa tendencia negativa, con un plan exploratorio que contrasta con lo realizado en la última década: entre 2010 y 2020 se habían hecho sólo 6 pozos para buscar nuevas reservas, mientras que ahora se propone realizar 45 en los próximos 7 años. De no cambiar esa tendencia, el horizonte de actividad se reduciría a sólo 4 años. 

En busca de petróleo y gas no convencional

En el acuerdo se destaca que el plan busca generar “nuevos desarrollos de los petróleos típicos de la cuenca”, pero también “la evaluación de recursos de petróleos extra pesados, livianos-profundos, como también de gas asociado y seco”. Además, se apunta a determinar la presencia de recursos No Convencionales de baja permeabilidad (tanto ‘tight’ gas como ‘shale’) que necesitan ser explorados y estudiados para evaluar potenciales desarrollos”.

En el detalle de equipos a movilizar, CGC comprometió un programa que se inicia con 1 perforador, 2 de ‘work over’ y 9 equipos de ‘pulling’ en 2022, incrementándose a 2 perforadores y 3 ‘work over’ en 2023. Luego prevé mantener los 9 de reparación y un ritmo similar de perforaciones hasta 2029, cuando se prevé completar 214 nuevas perforaciones. El número de pozos podría elevarse a 290 a partir del denominado apartado de ‘inversiones contingentes’, sujeto a determinadas condiciones, que se prevén entre los años 2026 y 2031.

Las áreas objeto de prórroga se podrán explotar por una nueva prórroga de 10 años, por lo que en la mayoría de los casos los nuevos vencimientos de contratos se darán entre 2035 y 2038.

Vale recordar que según datos de la Secretaría de Energía de la Nación, la producción total de petróleo en las áreas del norte santacruceño (incluyendo a todas las operadoras) tuvieron un nuevo retroceso este año, ya que entre enero y noviembre perdió casi 1,9 millón de barriles en relación al 2020, que a su vez había sido el de mayor impacto a nivel internacional por efecto de la pandemia. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!