TOKIO - El barril de petróleo caía este jueves por segundo día consecutivo, en medio de un descenso general en los mercados ante el anuncio de la Organización Mundial de la Salud, que confirmó que el brote de coronavirus ya es pandemia, la prohibición de Estados Unidos del ingreso de vuelos desde Europa y las medidas similares tomadas por otros gobiernos ante el avance del Covid-19 en más de 110 países, con más de 120 mil enfermos y cerca de 4500 muertos.

Asimismo, la baja del petróleo se veía agravada por la amenaza de una avalancha de suministro luego de que Arabia Saudita prometiera elevar la producción a un volumen récord en su enfrentamiento con Rusia.

El Brent cedía 2,16 dólares, o un 6,04%, a 33,63 dólares el barril, un poco por encima de mínimos anteriores. El contrato cayó casi un 4% el miércoles.

El West Texas Intermediate bajaba 1,83 dólares, o un 5.55%, a 31,16 dólares el barril después de caer también 4% en la sesión anterior.

Los dos referenciales perdieron aproximadamente un 50% desde los máximos alcanzados en enero y el lunes tuvieron su mayor caída de un día desde la Guerra del Golfo de 1991, después de que Arabia Saudita lanzara una guerra de precios.

La diferencia de precio entre los precios de Brent a corto y largo plazo también se amplió al máximo en cinco años, lo que llevó a los operadores a llenar los petroleros para almacenarlos para entrega posterior, cuando esperan que los precios subirán.

Las acciones globales también bajaban hoy después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunciara la suspensión de todos los viajes desde Europa para contener el coronavirus.

Es probable que el movimiento sorpresa signifique una nueva caída en la demanda por combustible para aviones y otros en un mercado de petróleo ya maltratado, aunque es difícil cuantificar cuánto.

 

Agencias AFP y Reuters