Ante la posibilidad de despidos por parte de Weatherford, el secretario general de Petroleros Chubut dijo hoy que por más que haya acuerdos por indemnizaciones, el sindicato apunta a sostener los puestos de trabajo. “Ya nos pasó con Baker en su momento –recordó-, que después la gente queda afuera y por más que para muchos es importante cobrar plata, después cuando se termina están en la puerta del sindicato buscando trabajo”. Advirtió que si los telegramas de despido se envían este miércoles, “tendremos un conflicto en la calle”.

El dirigente precisó que en la empresa son alrededor de 90 operarios, entre petroleros jerárquicos y convencionales, pero al sumar choferes, seguridad, limpieza y otros servicios, suman alrededor de 120 personas.

“No aceptamos despidos, porque con el precio del barril hoy no estamos tan mal como para que una empresa cierre sus puertas y se vaya de la región –insistió-. Si mañana mandan los telegramas, esto no se revierte y nos obligan a plantear un conflicto en la calle. Son empresas de operaciones especiales, con servicios ‘on call’ (a demanda) y la tarifa se paga en dólares, entonces hay otros números en juego. En otros casos la gente se traspasaba a otra empresa, pero acá se está quedando sin trabajo directamente”.

“A nivel provincial, quisiera que sea Luque”

En otro orden, Avila se refirió el tema político, al señalar que está manteniendo reuniones con diferentes pre candidatos a la intendencia, al tiempo que mencionó también a Ricardo Sastre y Juan Pablo Luque en la carrera para la gobernación:

“A nivel provincial, yo quisiera que sea Luque, nunca oculté mi opinión, pero después hay que ver los intereses de cada uno y si quieren jugar o no. A nosotros nos puede gustar fulano, pero si después no quiere ser candidato, estamos en problemas. Por eso preferimos esperar a ver las figuras que van a jugar y una vez que se larguen, acompañarlos”.

Debate por la CGT: “Apoyamos a Camioneros y UOCRA”

En otro orden, Avila se refirió al debate por la conducción de la CGT Comodoro: “Nosotros siempre acompañamos el pedido que se elija una conducción en base al voto de la gente, con una nueva conducción que pueda llegar a enfrentar estos problemas que estamos acarreando. Nosotros estamos encolumnados detrás de UOCRA y Camioneros, lo que estamos pidiendo es que la conducción salga de ahí, con un secretario general y un segundo que esté a la altura del primero. Lo que se necesita es que funcione y esté a la altura de todos los conflictos que pueden venir, o lo que estamos atravesando hoy con los despidos”.

De cara al panorama político que podría darse el año próximo, con un triunfo electoral de la oposición, reseñó: “Cuando asumió Macri, nosotros tuvimos los 250 trabajadores de la empresa SP que quedaron en la calle, lo mismo que los trabajadores de Guilford. Con el gobierno anterior me allanaron dos veces la casa y no tuve problema porque pude superarlo. Nosotros queremos constituir una CGT fuerte, organizativa que pueda contener los problemas de la gente y que no vuelva a pasar lo de antes, con despidos en muchas empresas”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!