COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El titular de Petroleros Chubut, Jorge Ávila, detalló ante la consulta de ADNSUR que el 90 por ciento de las empresas pudo hoy cumplir el pago de salarios acordado con las cámaras del sector, aunque hay un grupo de contratistas de YPF que no pudo cumplir. Esto perjudicó a más de 500 operarios. Por otra parte, San Antonio comunicó hoy que le rescindieron contrato por 2 equipos de Chubut y 4 de Santa Cruz, por lo que hay riesgos de despidos.

“Quedó un grupo de contratistas de YPF que es el más complicado, pero vamos a seguir discutiendo el viernes en una videoconferencia, con autoridades de la operadora y con el gobernador de la provincia, para tratar de buscar una salida. Son entre 500 y 600 trabajadores que todavía no pudieron cobrar”, explicó el dirigente.

En la jornada del viernes, continuarán las negociaciones, tanto con YPF como con las demás operadoras, en este caso para dar continuidad al acuerdo por el que se reconoce un 60 por ciento de los salarios a operarios que siguen en sus casas por falta de actividad.

Baja de equipos de SAI

Por otro lado, Ávila manifestó que se ha sumado un nuevo problema en las últimas horas, a raíz de que San Antonio Internacional comunicó que YPF le rescindió contratos por 6 equipos, de los cuales dos operaban en Chubut (de perforación y terminación). Otro 4 equipos estaban operando en la provincia de Santa Cruz.

“Tenemos que discutir qué va a pasar con los trabajadores en Chubut, porque son alrededor de 50 personas que todavía están sin saber qué va a pasar para adelante”, dijo. Y añadió que la información fue transmitida por la propia contratista, pero la operadora no le comunicó al sindicato en forma oficial esa decisión.

En relación al pago de salarios, detalló que la empresa también pagará el salario en dos cuotas este mes, al igual que el mes pasado y el anterior.

Riesgo de despidos

Al preguntársele si  las empresas están impedidas de despedir personal a partir de los decretos vigentes, Ávila señaló que no hay garantías en ese sentido: “La suspensión de despidos exige el pago de indemnización doble, entonces a muchas empresas no les sale tan caro despedir gente, porque hay trabajadores que tienen de 1 a 5 años de antigüedad”, advirtió.

Por otro lado, en cuanto al decreto del barril criollo, que también prohíbe los despidos hasta fin de año, esto rige siempre y cuando las empresas negocien sobre el valor fijado en esa normativa. “En la práctica ninguna empresa está aplicando ese decreto, porque ninguna está comprando petróleo a 45 dólares –afirmó-. Sólo va a servir para que la provincia cobre un poco más de regalías, pero hoy este decreto no está generando más actividad”.