COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá la entrevista ) – El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, cuestionó que, a partir de la decisión de congelar el precio de los combustibles, el sector se encuentra con un barril “cercano a los 42 dólares”, lo que provoca un impacto negativo a toda la actividad y las regalías petroleras. Como compensación, se pedirá al gobierno nacional que suspenda las retenciones a la exportación, también por un plazo de 90 días, ya que hay un riesgo de que se paralice la producción de una tercera parte del petróleo de la cuenca, ya que se pueden reducir inversiones.

“Me llamaron de varias operadoras diciendo que lo que se busca es que en estos 90 días no se produzca ninguna baja de la inversión, porque esto produce pérdidas de puestos de trabajo”, dijo en diálogo con Actualidad 2.0, para referenciar los malos resultados del encuentro que hubo en horas de la mañana entre empresarios y funcionarios nacionales.

Para reflejar el mal clima que se generó tras el anuncio de Mauricio Macri, para congelar los combustibles en base a un barril fijo en 59 dólares y un tipo de cambio de 45 pesos por dólar, refirió: “el martes fuimos a Buenos Aires a firmar un acuerdo para subir un perforador y un pulling más, pero ahora nos encontramos con que corremos riesgo de suspensión de trabajadores”.

Agregó que ahora, la decisión de subir más equipos “queda en suspenso porque no hay forma de garantizar que eso se dé. También habíamos planteado varias cosas en la mesa de negociación que no pudimos manejar. Está todo sujeto y atado a las medidas que toma Nación. Ayer lo discutimos con varias operadoras. Tenemos un precio que ronda los 50 dólares por barril; es verdad que exportamos casi el 50 por ciento de la producción, pero la otra mitad se usa para producir combustible en la Argentina. Eso deja de ser un negocio porque se importaría combustible y no se sacaría petróleo”, detalló, al exponer los efectos de un precio interno por debajo del valor internacional y sin cubrir los costos de producción.

Riesgo de menor actividad

El secretario general de Petroleros Privados Chubut agregó que el riesgo concreto es que se paralice la producción de un tercio del petróleo en la cuenca. “Hay un 50% que se vende al mercado interno; se vendería menos, un 30 o 35%, lo que produce una baja de actividad y de inversión por estas medidas”, precisó.

Añadió que para reducir en parte el clima de incertidumbre, las operadoras apuntan a que se suspendan las retenciones que se aplican a la exportación de crudo: “si se suspendieran las retenciones por 90 días, se cuidaría la inversión”. Recordó que además de los 4 pesos por cada dólar exportado, al crudo de la cuenca se le restan otros 4 dólares por penalización. “Nos encontramos con un barril cercano a los 42 dólares y con ese precio se hace imposible sostener la actividad. Es la discusión grande que tiene Chubut”.

 Además, puso la mirada también en el impacto negativo para las pymes regionales, que “están cobrando lo que facturaron en mayo. Con la baja de la inversión, con la suba del dólar y cobrando a 60 ó 90 días, ¿cómo harán para sobvevivir?”, se preguntó.

Afirmó que las operadoras están en tratativas con el Gobierno y lamentó: “Cambian todas las reglas del juego en 48 horas; pasa con el sueldo, que cada vez se devalúa más. El trabajador va a perder 10 mil pesos y le van a dar 2 mil”, comparó.

Reunión con Nación

“El martes el gobernador convocó a todas las operadoras para tener una reunión en Casa del Chubut en Buenos Aires y pedir una reunión con el ministro de Energía de Nación, para ver cuáles son las medidas rápidas que se van a tomar respecto a esto que hoy se va a negociar”, anticipó Ávila, quien resaltó que “este tema perjudica un montón de inversiones que ya estaban hechas”.