En el tercer trimestre del año la rentabilidad de YPF se mantuvo sólida con un EBITDA (resultado antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones) ajustado de 1.154 millones de dólares, superando el umbral de los 1.000 millones de dólares por segundo trimestre consecutivo y una ganancia neta de 23 mil millones de pesos.

“Esto lo logramos sin afectar los derechos de los trabajadores. La recuperación de nuestra actividad tiene mucho que ver con el esfuerzo de nuestros trabajadores”, dijo Pablo González, presidente de la compañía durante su presencia en Comodoro Rivadavia, en la reciente visita de los ministros Guzmán y De Pedro.

La compañía aceleró su plan de inversiones con foco en el crecimiento de la producción de petróleo y gas, según el comunicado emitido por la petrolera esta tarde. Durante el tercer trimestre, YPF invirtió 700 millones de dólares, lo que representa un crecimiento del 20 por ciento respecto al trimestre anterior, casi triplicando los niveles del tercer trimestre de 2020.

La producción total de hidrocarburos alcanzó los 496 mil barriles de petróleo equivalente por día, lo que  representa un crecimiento del 17 por ciento respecto al último trimestre de 2020 y una expansión del 7 por ciento respecto del trimestre anterior, con el gas natural liderando la recuperación (14 por ciento) como resultado de la actividad desplegada a partir de los incentivos previstos en el nuevo Plan Gas.AR.

Aun con combustibles congelados, YPF tuvo ganancias por $23.000 millones en el tercer trimestre

La actividad no convencional sigue mostrando excelentes resultados y actualmente representa un tercio de la producción consolidada de la compañía. La producción de crudo no convencional creció un 28 por ciento en el último año, con un crecimiento adicional del 17 por ciento en el mes de octubre.

Por otra parte, la producción de gas no convencional en las áreas operadas alcanzó un récord histórico en el trimestre con un impactante crecimiento de más del 120 por ciento en el último año. Adicionalmente, se completó el mayor número de pozos horizontales desde que comenzó el desarrollo de Vaca Muerta.

Las ventas de combustibles se recuperaron

Por el lado del Downstream, las ventas domésticas de combustibles alcanzaron niveles pre-pandemia con  una expansión del 22 por ciento en naftas y 8 por ciento en gasoil respecto al trimestre anterior.

Vale recordar que en los últimos días Pablo González recordó que los precios de los combustibles se sostienen sin cambios desde mayo “con un gran esfuerzo”, ya que según expresó, si los combustibles en la Argentina se alinearan con la paridad de importación un litro de nafta llegaría hoy a los 170 pesos.

Por último, el flujo de caja libre fue positivo por sexto trimestre consecutivo, acumulando 740 millones de dólares hasta el 30 de setiembre pasado, lo que permitió disminuir la deuda neta de la compañía en 621  millones de dólares en los primeros nueve meses del año y alcanzar un ratio de endeudamiento neto saludable de 2 veces EBITDA.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!