COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El barril de petróleo Escalante se liquidó a un promedio de 35 dólares durante el mes de junio, lo que significó una fuerte mejora respecto del mes anterior, cuando se había ubicado en torno a los 24 dólares por unidad, pero muy por debajo de los 45 fijados por el decreto del barril criollo. Las exportaciones, que alcanzaron el 35 por ciento de la producción total, explican gran parte de la diferencia entre esos valores.

Según la última actualización de datos de la Secretaría de Energía de la Nación, el crudo Escalante se liquidó durante junio a un promedio de 221,81 dólares por metro cúbico, lo que equivale a unos 35 dólares por barril.

El precio alcanzado implica una mejora con relación a mayo, cuando se liquidó en 151,91 dólares por metro cúbico y abril, con sólo 138,74 dólares por metro cúbico, con un promedio de 22 dólares por barril. Estos valores siguen muy por debajo de enero de este año, con un promedio de 58 dólares.

Pese a la mejora, la liquidación de junio está lejos de alinearse con el precio del “barril criollo” establecido para el mercado interno. Precisamente, como el decreto lo estipula, ese precio sólo rige para operaciones de petróleo que se vende en el mercado argentino, quedando por fuera lo inherente a la exportación.

Además, el precio de 45 dólares por barril se garantizó sólo para el crudo tipo Medanito, mientras que el resto de los crudos del país quedaban sujetos a descuentos por calidad. En este punto también hay una salvedad. El crudo producido por la cuenca Neuquina tampoco alcanzó los “prometidos” 45 dólares: con 246,81 dólares por metro cúbico oficialmente liquidados, ese monto representa alrededor de 39,2 dólares por barril. La explicación de esa diferencia también se da porque una parte importante de la producción de aquella cuenca debió exportarse, ante la falta de demanda suficiente en el mercado interno

En definitiva, el precio de liquidación de cada barril surge de una combinación entre el descuento que se aplica al crudo que va al mercado interno y el precio internacional en que se pactó la operación de venta al mercado externo, que en el período de referencia osciló en torno a los 32 dólares por barril.