COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El subsecretario de Hidrocarburos, Juan José Carbajales, aseguró esta tarde en un foro organizado por el Instituto para el Desarrollo Estratégico Federal a través de videoconferencia -en la que participó ADNSUR- que “va a haber barril criollo”, en tanto defendió la decisión del gobierno de avanzar en este decreto, ante la imposibilidad de acuerdo por parte de las empresas del sector. “Hay muchos intereses en juego y era difícil dejar contentos a todos”, expuso el funcionario nacional. También anticipó que se aprobará en breve la actualización de cánones y multas a petroleras, planteada por la OFEPHI a comienzos de año.

En el marco del ciclo de conferencias de Política Hidrocarburífera en Argentina, organizado por el mencionado Instituto en el marco de la Universidad Tecnológica Nacional, se escucharon las disertaciones de Juan José Carbajales y del diputado nacional por Neuquén, presidente de la Comisión de Energía y Combustibles, Darío Martínez.

Ambos exponentes coincidieron en el rol estratégico del Estado y de la compañía YPF como nave insignia para apuntar al autoabastecimiento energético, al tiempo que valoraron la decisión de establecer un precio de referencia para el barril de petróleo en el merado interno, a fin de atravesar la crisis petrolera.

Fue en ese marco que Carbajales describió las dificultades que hubo para lograr que esta medida saliera por un acuerdo general de todos los actores de la industria, como ocurrió en oportunidades anteriores, pero reconoció que esto no fue posible. “Pasaron muchas semanas y el gobierno tomó la decisión de avanzar”, manifestó, aunque no dio precisiones sobre el momento en que Alberto Fernández firmará el decreto que establece estos preciso de referencia, que se ubicaría en 45 dólares por barril.

Fue en la instancia de preguntas vía chat que ADNSUR pudo consultar, dentro del limitado espacio de intercambio y entre más de un centenar de asistentes, si se estaba evaluando reducir precios de los combustibles en surtidores, en caso de que el barril criollo finalmente no se aplicase. Ante la consulta, la respuesta de Carbajales fue contundente:

Primero, va a haber barril criollo –enfatizó-. Segundo, no se está pensando en bajar los combustibles ni tampoco en subirlos. La única decisión tomada es la de los impuestos y además los combustibles no están regulados por una norma del Estado federal”. La referencia a los impuestos fue realizada por un comentario anterior del mismo funcionario, al explicar que el aporte del Estado para establecer este sistema será a través de la decisión de no incrementar los impuestos internos a los combustibles, que gravan la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera y también el uso de biocombustibles.

Otra novedad importante que anunció Carbajales se vincula a un pedido de la OFEPHI que fue reiterado en los últimos años y que se le presentó poco después de asumir en el cargo, entre fines de diciembre y principios de enero de este año. “Nos han pedido la actualización de cánones y multas, en ambos temas también tendremos novedades próximamente”, indicó.

Aunque no hubo precisiones sobre la fecha del decreto de barril criollo, fue el diputado Darío Martínez quien dio algún indicio sobre el final, al hablar sobre la posibilidad de que el próximo viernes –cuando se realizará la próxima conferencia- “puede que sea un día con novedades positivas”.