COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En Vaca Muerta se paralizaron 17 equipos perforadores como consecuencia del decreto 566, ya que antes de esa medida había un total de 53 unidades, mientras que en la actualidad se redujeron a 36. Como consecuencia de la grave paralización, hubo 600 despidos en las últimas horas, lo que motivó la intervención del Ministerio de Trabajo, que ordenó retrotraer la medida en el marco de un período de conciliación obligatoria, ante el conflicto declarado y el inicio de un paro que había anunciado el sindicato Petrolero de Neuquén, Río Negro y La Pampa.

Según un informe publicado por “Más Energía”, la drástica reducción del parque de equipos también se ve reflejada, por lógica, en la disminución en la cantidad de fracturas realizadas, que se redujeron desde 680 en agosto, hasta 310 en octubre.

Por su parte, las operadoras aguardan definiciones en torno a la nueva política energética que se aplicará desde el 10 de diciembre, a fin de resolver si se reactiva el plan de actividades que venían desarrollando en torno a Vaca Muerta, para la explotación de recursos no convencionales, tanto de petróleo como de gas.

El freno a la actividad le hizo perder a la provincia neuquina, considerando sólo el mes de septiembre, alrededor de 600 millones de pesos en concepto de regalías hidrocarburíferas, según el informe publicado por el suplemento energético del diario La Mañana de Neuquén.