RAWSON (ADNSUR) - El proyecto de presupuesto 2020 que será tratado por la Legislatura de Chubut en la sesión extraordinaria de este viernes 27 de diciembre, contempla una proyección de ingresos bastante baja en cuanto a regalías de hidrocarburos como también en coparticipación federal de impuestos. Según pudo cotejar ADNSUR, en cuanto al primer ítem se prevé un ingreso de 21.417,8 millones de pesos, en tanto por lo que llega desde el ámbito nacional se consignan algo más de 25.000 millones de pesos.

La incidencia de ambos ítems en el total de recursos representa sólo un 23,5% y un 25%, para regalías y coparticipación, respectivamente.

El dato llamativo es que si se toma como punto de partida el proyecto de presupuesto del año 2019, los números para el 2020 no crecen ni siquiera en línea con la inflación acumulada en el período a punto de concluir.

 El presupuesto 2020 prevé poco aumento de regalías y coparticipación  
El presupuesto 2020 prevé poco aumento de regalías y coparticipación  


En efecto, en esas proyecciones se había establecido un monto de 20.782,2 millones de pesos en regalías y 20.486,1 millones de pesos en coparticipación federal de impuestos. ¿Cuál es el origen de estos números tan llamativos?

En realidad, ambos instrumentos parecen reflejar que durante el año pasado, al momento de elaborar la proyección de ingresos para 2019, hubo una sobrestimación de lo que se esperaba recibir en regalías, de allí el descalce financiero que afrontó el gobierno en buena parte de este año y que derivó en una grave crisis, a raíz de la imposibilidad de cumplir los aumentos salariales acordados con los empleados públicos.

Si se observan datos de la dirección de Rentas, los ingresos por regalías petroleras hasta octubre ascendieron a algo más de 13.927,5 millones de pesos, a lo que se suman otros 900 millones de pesos en regalías gasíferas, lo que proyectado a diciembre arrojaría un ingreso total del orden de los 17.800 millones de pesos. En relación a esa referencia, más cercana a los números reales con los que podría cerrar el año la provincia, entonces la estimación de regalías para el año próximo crece un 20%: un cálculo sumamente conservador, que puede ser luego corregido en función de variables que no dependen de la provincia (desde la cotización del barril de petróleo hasta el tipo de cambio, sin olvidar el impacto negativo de las retenciones), pero que en todo caso parece más razonable que una proyección que por exceso de optimismo derive en compromisos incumplibles.

Coparticipación casi igual a 2019

También la proyección de ingresos por coparticipación resulta sumamente conservadora en relación a lo que ocurrió durante 2019. Si bien crece un 22% en relación a lo que se había estimado para este período, resulta casi igual a lo que será el ingreso final por esa vía al concluir el año en curso: según datos divulgados en su momento por el actual diputado nacional Ignacio Torres, en el marco de la polémica entre el gobierno provincial y el anterior gobierno de Mauricio Macri, la provincia recibiría este año más de 24.000 millones de pesos.

En este caso resulta mucho más llamativo que esa proyección no tenga un crecimiento acorde a la inflación de este año, que cerrará en torno al 50%, ya que se trata de recaudación de impuestos que crecen en forma proporcional a la evolución de los precios.

Si bien es preferible una estimación conservadora en cuanto a los recursos que dispondrá la administración provincial, uno de los reparos que podría surgir en la discusión legislativa se vincula al manejo discrecional de los fondos que, al incrementarse en base a la evolución real de la economía, podría hacer el Ejecutivo de los mayores fondos disponibles. Claro está que esa hipótesis tampoco es tan sencilla de cumplir, ya que las compensaciones de partidas que se requiere para incorporar nuevos recursos debe ser aprobada en el ámbito legislativo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!