COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Con esto, en lo que va del año se acumula una reducción del 30 por ciento en los combustibles y casi un 8 por ciento en gas, según expuso el presidente Jair Bolsonaro en su cuenta de twitter. ¿Cuánto deberían bajar en Argentina?

Para el docente de Economía y Microeconomía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de la Patagonia, contador Gustavo Simoes, el cálculo requiere varias aristas y en muchos casos hay profundas discusiones, pero estimó que esa reducción en el país podría ubicarse en el orden del 15 por ciento, lo cual sería “una cifra razonable”.

Esto considerando la caída del precio del petróleo, cuyo impacto sobre los valores en el surtidor por cada litro de combustible estimó entre el 37 y 40 por ciento. En ese plano, rechazó los argumentos expresados por las refinadoras de combustibles, que en los períodos de subas del precio del petróleo han argumentado que la incidencia del costo del barril en los precios puede llegar hasta el 80 por ciento. “Si esa proporción fuera real, hoy los combustibles tendrían que bajar un 40 por ciento”, explicó Simoes.

El podio de los precios

Según el sitio Global Petrol Price, Argentina en una zona media de precios de combustibles, entre los países que monitorea esa agencia: con un valor de 91 centavos por dólar, supera a Brasil, que registraba 90 centavos el 16 de marzo (última actualización), previo a la baja anunciada ayer. En la región latinoamericana, Uruguay –que no produce petróleo- sigue registrando el precio más alto, con 1,27 dólar, Chile con 1,05 y Perú, con 99 centavos de dólar. Estados Unidos registra 69 centavos, mientras que Bolivia –gran productora- se ubica con 54 centavos y Colombia, con 52.

“Como el precio del petróleo hoy bajó a la mitad que hace un mes, la incidencia también se reduce en el precio final del litro nafta, por lo que hoy bajó a la mitad de lo que significaba antes: creo que una rebaja del 15 por ciento en el valor final del surtidor sería un número razonable”, evaluó el docente, en diálogo con Actualidad 2.0, por radio Del Mar, luego de descontar los impuestos que se aplican sobre cada litro de combustibles.

En ese marco, también recordó que el beneficio de la Patagonia se ha licuado fuertemente en los últimos años: hoy el gasoil grado 3, de mayor calidad, cuesta en Comodoro Rivadavia 2 por ciento más caro que en Capital Federal, cuando en diciembre de 2013 era un 11 por ciento más bajo. Con el gasoil grado 2, es de menor calidad, ocurrió algo similar: era 12 por ciento más barato en diciembre de 2013, mientras hoy es 4 puntos más caro en Comodoro versus Capital.

Con las naftas, la diferencia a favor de la ciudad se ha reducido a sólo un 6 por ciento por debajo de los precios del resto del país.