COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Propietarios de estaciones de servicio de las provincias patagónicas impulsan un pedido para que legisladores nacionales de la región promuevan medidas para favorecer a las pymes de esta región, a fin de recuperar en la post pandemia la abrupta caída sufrida en las ventas de combustibles. En Chubut, el mes más crítico fue abril, con una merma del 69 por ciento en naftas y 59 por ciento en gas oil, en ambos casos comparado contra el mismo mes del año pasado. Entre enero y julio, las ventas cayeron en 44 millones de litros en total.

“Aquí están apareciendo más casos de los esperados y se están ampliando las restricciones para circular, lo que a las estaciones se nos hizo seguir en niveles de menos de la mitad con respecto a las épocas normales”, dijo el empresario local Osvaldo Lewis, en declaraciones publicadas por el sitio “Surtidores”, que refleja inquietudes de ese sector empresario.

La caída de ventas hasta el séptimo mes del año resulta evidente, según los datos publicados por la Secretaría de Energía de la Nación. Entre enero y julio de 2019, en todo Chubut se expendieron 87.208 metros cúbicos de nafta, mientras que en igual período de este año las ventas cayeron hasta 60.991 metros cúbicos. La diferencia, de 26.217 metros cúbicos, representa un 30 por ciento menos. En total, unos 26,2 millones de litros de naftas que dejaron de venderse este año en la provincia.

En gas oil, la merma representa unos 18.007 metros cúbicos (18 millones de litros menos), al compararse enero-julio de 2020 contra igual lapso de 2019. Aunque el promedio es de 24 por ciento de retroceso, en los meses más críticos las bajas fueron mayores, ya que en abril cayó un 59 por ciento y en mayo un 49 por ciento.  Además, en el promedio ingresan los meses de enero y febrero, que fueron prácticamente iguales al año anterior, notándose las bajas a partir de marzo y abril.

Normas de apoyo

Entre las medidas que se solicitan, por lo que buscan interesar a los legisladores de la región, son las siguientes:

Recuperar la exención de impuestos a los combustibles y gas para todos los patagónicos.

Restablecer la ley de reembolsos por puertos patagónicos. 

Posibilidad para que las pymes de la región  puedan deducir del IVA el adicional por zona desfavorable que se paga a los empleados.

Deducción del 100%  de impuesto a las ganancias del impuesto a débitos/crédito bancarios.

Postdatar el vencimiento y pago  de formulario 931 e IVA 90 días por tres años.

“Todas son medidas factibles –expresan desde el sector- y sin duda ayudarán al no cierre de muchos comercios locales”.