COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El presupuesto provincial 2020 contiene proyecciones que dejan supeditado el funcionamiento de la provincia a su capacidad de salir a buscar más endeudamiento para cubrir la diferencia entre gastos e ingresos, salvo que logre renegociar su deuda actual a fin de reprogramar vencimientos que implican un gran interrogante sobre los recursos que faltan.   

1) Déficit. El total de ingresos proyectado asciende a 102.581,9 millones de pesos, mientras los gastos totales de funcionamiento se prevén en 113.771 millones de pesos, lo que arroja un déficit primario de 11.189,1 millones de pesos. Si se suman los 7.748 millones de amortización de deuda externa, el gasto total asciende a 121.819 millones de pesos, la diferencia total entre gastos e ingresos termina superando los 19.000 millones de pesos.

La partida de mayor cantidad de recursos se prevé para el Ministerio de Educación, con un monto de 36.958,4 millones de pesos; le sigue el Ministerio de Salud, con 14.699,5 millones de pesos y el de Infraestructura, con 10.075,1 millones de pesos. En todos los casos, las partidas engloban los haberes salariales, que implican un 64% del total del gasto provincial, mientras que asciende al 79,5% si sólo se consideran los fondos aportados por Rentas Generales de la provincia.

2) Recursos. La principal estimación de ingresos tributarios es por coparticipación, que se fijó finalmente en 35.048,5 millones de pesos (desde una primera estimación mucho más baja, en el orden de los 25.000 millones de pesos). El segundo ingreso se prevé por Regalías, que se consignó en 25.515 millones de pesos. La tercera vía, en el podio de los principales ingresos, se espera por los tributos provinciales, calculados en 21.201,3 millones de pesos.

En los recursos desde el ámbito nacional se deben sumar también las transferencias corrientes, por otros 10.000 millones de pesos. Una de las particularidades de la norma aprobada este viernes es que concede al ministro de Economía la potestad de compensar partidas en forma automática, sin pasar por la Legislatura cada vez que haya un incremento de recursos por variables externas, lo que motivó fuertes cuestionamientos desde la oposición.

3) Deuda. La partida “servicios de deuda” se lleva un total de 13.954 millones de pesos –al sumar los vencimientos de bonos, por un total de 125 millones de dólares, más la deuda interna generada con el Estado nacional-, lo que representa uno de los mayores ítems de gastos, si se deja de lado el pago de haberes salariales de cada una de las áreas del Estado.

Ese monto es más significativo que cualquiera de los ítems de inversión esencial de la provincia. Por ejemplo, para la construcción de viviendas a través del IPV asignan partidas por sólo 2.500 millones de pesos. O se terminan asignando casi 8 veces más recursos que lo destinado a gastos de funcionamiento en Educación.