Máximo Kirchner está en el sur de vacaciones visitando a sus hijos. No participó en los últimos actos del kirchnerismo y observa la política desde su casa en Río Gallegos. A diferencia de la mayoría de los políticos o miembros del círculo rojo, el hijo de Cristina Kirchner no se dirime sus descansos entre playa o montaña. Prefiere la tranquilidad y aislamiento del pago chico: Río Gallegos.

Pinamar sigue siendo la playa bonaerense más elegida por el círculo rojo. Para la primera quincena de enero, estuviero instalados algunos funcionarios judiciales como Diego Luciani, el fiscal del juicio de Vialidad que llevó adelante la acusación contra CFK; Martín Irurzun, el juez de la Cámara Federal y Carlos Stornelli, que se pasea por la ciudad en un Jeep antiguo. Es decir que el municipio que hoy gobierna Martín Yeza es un lugar amigable para la familia judicial.

La semana pasada se lo vio caminando al ex ministro del Interior Rogelio Frigerio, que se prepara este año para encarar la campaña a Gobernador por Entre Ríos.

Y, como todos los veranos, estuvo Sergio Massa, que va los fines de semana. Allí también está su esposa Malena Galmarini. La semana pasada, Massa, que siempre alquila una carpa en el parador CR, se tomó un café con el empresario Pablo Torres Garcia, dueño de la bodega Casa Boher y del centro turístico del Cerro Bayo.

Massa suele descansar también en el barrio La Herradura, donde tiene casa su amigo Daniel Guerra, dirigente de Argentinos Juniors y empresario del plástico.

Muy cerca de allí, en Villa Gesell, estuvo Mayra Mendoza, la intendenta de Quilmes, que eligió un complejo de departamentos frente al mar, pegado al parador Maorí, para pasar unos días de descanso. Algunos testigos involuntarios divisaron a la intendenta tomando sol y leyendo un libro en el deck de madera del departamento.

El ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, estrenando la licencia por 60 días, se fue a Costa Esmeralda, donde suele descansar la mayoría de los veranos. La pregunta es: ¿Cuando se cumpla el plazo, volverá a sus funciones? Un misterio. 

Horacio Rodríguez Larreta pasó unos días por Pinamar junto a su pareja, Milagros Maylin. En una de sus recorridas playeras, Rodríguez Larreta tuvo una mala pasada producto de un escrache. En ese momento estaba acompañado por su hermano Augusto, que luego de regresar a Buenos Aires, viajó a Punta del Este, donde está descansando su familia.

Del otro lado del Río De la Plata, en Punta del Este, se lo vio a Adolfo Rodríguez Saa de visita por el parador Tommy. En La Huella hubo un almuerzo de empresarios y lobbistas amigos que organizó Georgie Neuss, el hijo de Germán Neuss. Allí estuvieron, entre otros: Alejandro Macfarlane, Martín Cabrales, Alejandro Gravier, Gianfranco Macri, Federico Salvai, José Urtubey, Gabriel Martino y Luis Galli.

Macfarlane, dueño de la distribuidora de gas Camuzzi contaba con alegría que había comprado el equipo de rugby de Miami llamado Sharks: Los tiburones de Miami. La inversión la hizo junto al empresario Marcos Galperín, dueño de MercadoLibre.

El ex presidente Mauricio Macri eligió Villa La Angostura como cada verano para descansar y hacer actividades en los lagos y bosques patagónicos. Allí, en el country Cumelen, construyó una casa el verano pasado junto a la familia de su esposa Juliana Awada.

El presidente Alberto Fernández eligió pasar unos días en Chapadmalal, donde está la residencia presidencial de verano. Allí mantuvo reuniones con dirigentes como Daniel Scioli o Axel Kicillof. Uno de los planes que organizó con la primera dama Fabiola Yañez fue ir a cenar una noche con el empresario Enrique “Pepe” Albistur y su esposa, la ministra de Desarrollo Social Victoria Tolosa Paz. La cita fue en el restaurante Casa Pampa, que, tres días después de recibir al presidente le cayó una inspección de la AFIP, que es manejada por Carlos Castagnetto, uno hombre de confianza de Cristina Kirchner. El dueño del restaurante se llama Roberto Fiocca, un viejo colega de Albistur, histórico del peronismo, que hace tiempo se dedica a la actividad privada pero que ahora quiere volver al ruedo.

La actividad de Fernández en la costa tuvo momentos intensivos, como por ejemplo el lanzamiento de un spot, con mucho aire de campaña electoral. El presidente eligió a Mauricio Macri para confrontar en un momento donde el oficialismo todavía no tiene candidato y el mandatario todavía se ve con algún grado de posibilidad. Sus movimientos, de todos modos, están limitados por los deseos de Cristina Kirchner

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!