Aunque no lo puedan creer, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio tienen algo en común. Analizan datos concretos sobre encuestas y llegan a la misma conclusión: la fragmentación de sus propios espacios políticos los enfrenta al riesgo de no llegar a un balotaje el año que viene. Quien quiebre la coalición queda afuera. 

Es por eso que, durante las últimas dos semanas, los referentes políticos intentaron mostrar con “alegría” que todo va bien o –con cierta sobriedad- que hay unidad, según el caso, mientras que en el detrás de escena se asoma un vínculo atado con los hilos de la necesidad, más cerca del divorcio que de la reconciliación. 

Veamos los ejemplos. El jueves, apareció Cristina Fernández de Kirchner envuelta en los colores de la bandera y en un clima festivo vendiendo alegría y esperanza. Pero fue la única oradora. Ocupó el centro de la escena dejando en claro que la verdadera conductora política del Frente de Todos es ella. ¿Entonces?

En espejo: el riesgo que acecha al Frente de Todos y Juntos por el Cambio

La semana pasada hizo lo propio Mauricio Macri. Reunió en un desayuno a Patricia Bullrich y a Horacio Rodriguez Larreta. Pero la realidad es que nadie quería ir. Los precandidatos del PRO estaban librando una disputa mediática que poco tenía que ver con la unidad del espacio que tanto proclaman. No se quieren. Por lo bajo, cada uno critica al otro sin pudor. “Estamos en una frágil tregua”, contó uno de los asistentes al café con leche. 

Ni la alegría, ni la demostración de “está todo bien” son gestos de grandeza. Es pura necesidad.

🔴 Todos contra todos en JxC: fuerte cruce entre Patricia Bullrich y Felipe Miguel

Según los números que analiza la coalición gobernante, la valoración de la gestión tiene poca mejora. Sin embargo, la carrera electoral no va en el mismo sentido. “El peronismo no tiene perdida la elección, y la figura de Cristina sigue siendo fundamental para que el candidato que sea tenga éxito”, afirma el consultor político Federico Aurelio, consultado por ADNSUR. A Aurelio lo escuchan bastante desde el oficialismo y se basa en números que no publican en los medios.

Lo curioso es que, en las charlas de JXC, se comenta exactamente lo mismo. “Si damos por ganada la elección, vamos a morir en el intento”, se comentó en una reunión de café en las calles de la ciudad de Buenos Aires. 

Los últimos datos de Focus Group arrojan datos que inquietan a la oposición: los conflictos internos restan posibilidades mientras el Gobierno recupera centralidad y Javier Milei avanza. 

En espejo: el riesgo que acecha al Frente de Todos y Juntos por el Cambio

La encrucijada es para los dos. Es sabido que Alberto y Cristina tienen resquebrajado el vínculo. No se hablan y no se ponen de acuerdo ni en la gestión ni en la política. Para la vicepresidenta hay que consensuar una fórmula electoral única (y con su bendición). Para el presidente, distintos candidatos peronistas deberían presentarse en las PASO.

En espejo: el riesgo que acecha al Frente de Todos y Juntos por el Cambio

Juntos por el Cambio, por su parte, no logra unificar criterios conjuntos entre PRO y UCR. Las palomas dicen una cosa y los halcones, otra. Pero todos quieren ser presidentes: Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales, Patricia Bullrich, Facundo Manes y en las últimas semanas, también María Eugenia Vidal. 

En espejo: el riesgo que acecha al Frente de Todos y Juntos por el Cambio

Se disputan candidatos. Se disputan liderazgos, pero todo está por el aire todavía. Hay quienes afirman que la situación depende de lo que hagan Cristina y Mauricio. “Todos esperaban el lanzamiento de Cristina en el acto, pero falta mucho todavía. Eso empujaría a un rol protagónico de Macri en las elecciones del año que viene. En cualquier escenario, hoy ambos están haciendo lo posible para ser rey o reina de cada espacio”, resume el analista político Luis Tonelli. 

Mientras flota el miedo a que los movimientos internos no logren armonía y se pierda la posibilidad de entrar en el escenario de balotaje, la realidad se impone. Esta semana la canasta básica total y la canasta básica alimentaria subieron 9% y 9,5%, porcentajes por encima de la inflación (que fue del 6,3%). Ninguno de todos los preocupados por las encuestas cuenta los planes para solucionar la escalada del costo de vida. 

Alberto Fernández les respondió a Máximo Kirchner: "no pueden acusarme de aventuras personales"

En definitiva, tanto uno como otro están parados en el mismo lugar. Atados con hilos para no “divorciarse”. La semana pasada, el politólogo Andres Malamud lo resumió sin vueltas en un programa de radio: “Hacen espejo. Uno refleja la misma problemática del otro”. Queda pensar si el problema es la política, la economía o el ego de cada uno. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!