COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Chubut tiene un ingreso per cápita anual superior a los 18.000 dólares por persona, según surge de un estudio que hace un cruzamiento entre su Producto Bruto Interno y la cantidad de habitantes. Sin embargo, esa media de recursos –que se aproxima a países europeos- contrasta penosamente con la realidad de una provincia paralizada: escuelas cerradas, con hospitales al mínimo y con tribunales casi paralizados, la falta de combustibles refleja una situación que quedará como uno de los peores momentos de la historia. Paralelamente, la provincia tiene un 13% de su PBI tomado por un alto nivel de endeudamiento.

Según un informe del economista Federico Muñoz, de la Universidad Nacional del Sur (Muñoz&Asociados) Chubut es el quinto distrito con más altos ingresos per cápita, superando los 18.000 dólares anuales. La superan Santa Cruz, que se aproxima más a los 25.000 dólares, Neuquén, Tierra del Fuego y CABA, en torno a los 30.000 dólares por año.

Sin embargo, la provincia se cae rápidamente del ranking virtuoso al tomar en cuenta otras variables, como su nivel de endeudamiento. En ese caso, los vencimientos que deberá afrontar hasta 2026 (el 77% corresponde a títulos públicos en manos de tenedores externos, es decir deuda en dólares) representan actualmente un 13% de su PBI, ubicándose en el tercer lugar. Al momento del informe, en mayo de este año, la deuda provincia se ubicaba cerca de los 1.000 millones de dólares, sobre un PBI por encima de los 8.000 millones de dólares. Las peores posicionadas son Jujuy y La Rioja, con cerca de un 23%.

Chubut vuelve a ubicarse en una buena posición al medir el peso de su gasto púbico en relación al PBI, ya que éste se ubica en torno al 15% del total, aunque en este caso vale aclarar que la medición está tomada con datos vigentes al año 2018, previo a los acuerdos salariales de este año, cuya imposibilidad de cumplimiento ha disparado la crisis actual con trabajadores estatales, que mantienen paralizados los servicios básicos en reclamo contra el pago de salarios escalonados. La mejor posicionada en esa variable es CABA, con un solo un 9%, mientras que el peor lugar lo ocupa Formosa, con un 59%. Vale ponderar que esta última es también la provincia con peor ingreso per cápita, ubicada en sólo 5.000 dólares anuales.

Coparticipación versus aporte al PBI

Otra variable ponderada en el informe es la de la contribución de cada provincia a conformar el PBI nacional, para medir luego cuánto reciben por coparticipación federal de impuestos. En ese plano, Chubut tiene una posición totalmente desventajosa, ya que si bien contribuye con un aporte del 2,7% sobre el total de la riqueza del país,  a la hora del reparto recibe una porción de sólo 1,6%, quedando 73% por debajo de lo que aporta.

Santa Cruz también sufre una relación inversa similar, ya que aporta 2,3% pero recibe 1,6% (diferencia del 49%), mientras que Neuquén es aun más discriminada, por contribuir en un 4,7%, pero accediendo a sólo el 1,7% de la torta, con una diferencia del 173%.

Esta es una de las bases por las que debería debatirse una nueva ley de coparticipación federal de impuestos, a fin de no depender de los aportes discrecionales o los asistencialismos del gobierno de turno, según haya o no un alineamiento político.