Por estas horas, el justicialismo es una usina de rumores de todo tipo, en la que se fabulan reuniones en toda la provincia e incluso en Buenos Aires, y se tejen y destejen listas de candidatos con múltiples posibilidades. El encuentro de la Mesa de Conducción que se realizó en Comodoro Rivadavia fue sólo para cumplir formalidades de organización interna, y tampoco hubo definiciones políticas en la reunión posterior de la dirigencia con los intendentes. Pero dio pie a nuevas especulaciones de los participantes y segundas líneas, respecto a cómo puede resolverse lo que hoy parece poner en riesgo la posibilidad de la unidad, que es la apetencia de Carlos Linares y de Julián Leunda por encabezar la lista de senadores.

Más allá de las amenazas mediáticas de que ambos están dispuestos a ir a una interna para medir quién es el mejor, casi todos los actores coinciden por lo bajo en que se debe lograr el consenso como sea y evitar las PASO entre diferentes listas del Frente de Todos. La cuestión es si se va a esperar hasta último momento para que la definición se tome exclusivamente desde el Instituto Patria, o si se van a agotar los intentos para consensuar una lista chubutense para llevar a Buenos Aires; por supuesto, siempre con la palabra final desde la conducción nacional.

En este sentido, en un nuevo intento por conseguir el consenso, en las últimas horas volvió a tomar fuerza el intento por instalar una tercera opción, ante las ya confirmadas aspiraciones de Linares y Leunda por encabezar la lista de senadores. Se trata de una alternativa que podría resumirse en la declaración realizada días atrás por el intendente comodorense, Juan Pablo Luque a una radio de la zona sur, en la que planteó públicamente que en su opinión “una mujer debería encabezar la lista”.

Según lo que pudo reconstruir esta agencia de boca de varios actores de peso preocupados por la unidad en riesgo, la posibilidad de una mujer encabezando -algo impensado dos semanas atrás- ya no suena tan descabellada y todas las miradas apuntan a la trelewense Florencia Papaiani. Esto obedece a que hay coincidencia mayoritaria (no unánime) en que es la figura femenina con mejores perspectivas de crecimiento en las encuestas dentro del espacio peronista.

De acuerdo a esta idea, la ex diputada y última candidata a intendenta de Trelew por el PJ, podría ser propuesta para encabezar la categoría senadores, acompañada en segundo lugar en la lista por Leunda, mientras que Linares podría encabezar la lista de Diputados, acompañado por una mujer que podría ser de Puerto Madryn. Según los consultados, este armado ofrecería un condimento extra, que sería el primer suplente en senadores, que gana expectativa ante el objetivo de Papaiani de volver a competir por la intendencia en 2023.

La cuestión es cómo podrían tomar esta propuesta los actuales lanzados a la candidatura, que son Linares y Leunda. Cuentan que uno de ellos ya dijo que no tendría problema, y que sería más difícil convencer al otro por el momento. En este sentido, hay que repasar las declaraciones de Linares a ADNSUR publicadas este lunes, donde admitió que es muy probable que la lista se termine definiendo desde Buenos Aires, y además reconoció que no hay que descartar que pueda ser encabezada por una mujer. El otro tema a resolver es cómo esta propuesta puede convencer a dos actores como el vicegobernador Ricardo Sastre y -lo más difícil, rival de Papaiani- al intendente de Trelew, Adrián Maderna.

ENTRETELONES DE LA REUNION

Si bien la reunión de la Mesa del PJ ayer en Comodoro no tuvo como finalidad resolver cuestiones políticas de cierre de listas, el momento de tensión que se vive dejó dos o tres temas para comentar. Por un lado, la partida abrupta de la senadora Nancy González, que dio lugar a todo tipo de comentarios.

Algunos sostienen que la senadora ya había avisado que por cuestiones de agenda no se quedaba a almorzar; pero otros dejaron entrever alguna duda respecto a algún mensaje desde Buenos Aires que no habría sido favorable a sus aspiraciones de ser nuevamente candidata. Lo que está claro es que el crecimiento de las posibilidades de Papaiani atentan contra las pretensiones de González (no tendría tan buenas perspectivas en los sondeos), quien como se recordará, había declarado la semana pasada públicamente su pretensión de repetir en la Cámara Alta.

Respecto a las indicaciones de los dirigentes de la mesa del PJ a los apoderados para trabajar en el armado de la alianza con otros partidos políticos, trascendió que además del Partido Socialista Auténtico y el Partido de la Victoria, están avanzadas las charlas con el partido del sindicato de Camioneros, cuyo nombre es Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo.

En los próximos días se va a trabajar en el reglamento de la conformación de la alianza, que entre otros temas, incluye los requisitos para las candidaturas. Según las fuentes consultadas, se va a mantener el histórico cupo del 20 % para extrapartidarios, lo que aleja definitivamente una versión que circuló en las últimas horas que hablaba de la posibilidad de impedir la participación de quienes no estuvieran afiliados, como es el caso de Julián Leunda. “No va a haber bolilla negra para nadie”, fue la tajante definición de los actores del justicialismo.