CAPITAL FEDERAL - La idea ya venía dando vueltas pero todavía no había nada oficial. Y con el anuncio de una reforma tributaria lo que era una idea comenzó a concretarse.

La medida implicaría a las empresas de streaming de video o música, como son el caso de Netflix y Spotify,las cuales próximamente tendrán que tributar sus actividades en el país.

Según aseguraron desde el Gobierno, este tipo de empresas deberá pagar el 21% del IVA, impuesto que se cobrará a quienes compren esos servicios, pero también a aquellos que bajen aplicaciones pagas en sus computadoras y smartphones.

Los agentes de retención, según confirmaron en el Gobierno, serán las tarjetas de crédito. Lo más probable, aunque todavía no hubo ningún anuncio, es que esto sematerialice un aumento del precio de la suscripción de estos servicios.