CAPITAL FEDERAL - La justicia federal frenó los aumentos de la tarifa de gas en todo el país. Fue el epílogo de una sucesión de fallos contrarios al Gobierno que dispusieron jueces de diversas provincias en las últimas semanas y complicaron la aplicación de las subas de hasta el 400 por ciento para hogares y de 500 por ciento para comercios, hoteles y pymes.

Con su decisión, los magistrados le pusieron más presión a la Corte Suprema, que debería tratar la semana próxima un pedido de per saltum (consiste en saltear todas las instancias judiciales previas) hecho por el Gobierno para resolver las disputas. La administración de Mauricio Macri confía en que la Corte le allane el camino.

El lunes próximo, el Gobierno presentará un recurso extraordinario ante la Cámara Federal de La Plata, que dispuso la anulación del incremento en las tarifas. Si no lo acepta, irá a la Corte con un recurso en queja que podría suspender la medida. Y espera ganar la pelea en los tribunales, a más tardar el martes próximo, día en que habitualmente el máximo tribunal da a conocer sus acordadas.

Las empresas que prestan el servicio, como Metrogas y Gas Natural Fenosa, no habían recibido hasta ayer por la tarde ninguna notificación, por lo que no tenían previsto modificar su conducta respecto del cobro y la facturación del servicio. Si la suspensión quedara firme, los usuarios deberían recibir reintegros y facturas con valores más bajos a partir del próximo período.

Pero todo eso dependerá de qué decisión final tome la Corte, por lo que deberán esperar para tener una confirmación con respecto a cuánto cuesta el servicio de gas en la Argentina.

"Estamos analizando los alcances del fallo y, en cualquier caso, como hemos hecho en todos los amparos, daremos todos los pasos procesales necesarios para defender las medidas tarifarias que hemos dictado y que están plenamente basadas en los marcos legales de cada uno de los servicios públicos involucrados", informó el Ministerio de Energía y Minería en un comunicado.

Ayer por la tarde, la sala II de la Cámara Federal de La Plata dispuso la anulación de las resoluciones del Ministerio de Energía, a cargo de Juan José Aranguren, que establecían nuevas tarifas para el gas. Lo hizo en respuesta a un reclamo del "Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad", que pedía, entre otras cosas, la realización de audiencias públicas antes de aplicar los aumentos. Mariano Lovelli es el titular de la entidad. En su cuenta de Twitter se define como "militante del proyecto nacional y popular", referencia habitual entre los propios para el kirchnerismo.

El Gobierno sostiene que las audiencias públicas que estipula la ley de gas fueron realizados durante la presidencia de Néstor Kirchner, que puso en marcha los procedimientos para ajustar las tarifas, entre los años 2004 y 2005, pero no los completó. Fuente: La Nación