CAPITAL FEDERAL - Nora vive en Quilmes y pidió plata prestada para que no le corten el servicio. Primero le habían llegado $ 80 mil pero se lo bajaron.

El caso de Nora, una vecina jubilada y pensionada de Quilmes es la otra cara del tarifazo. El caso de aquellos que reciben facturas exorbitantes y no pueden pagar sus servicios.

Le llegó una factura de luz por $18.000. Una cifra con la que ya se acostumbró a vivir. En un primer momento, le habían llegado $ 80 mil pero, al ir a reclamar, le admitieron un error de facturación y se lo bajaron a la cifra que ahora le reclaman y que, de todas formas, no puede abonar.

Es jubilada y tuvo que pedir un préstamo para pagar la luz

La mujer denunció que el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) no le brindó soluciones y que debió pagar parte de los servicios para que no le corten el servicio. Y para hacerlo pidió plata prestada.

"Una amiga me prestó, pero me decía que algo estaba mal en mis facturas, que no podía ser", contó la mujer que sufre distintas dificultades físicas y problemas de salud. Nora tiene problemas en la columna, artrosis e inconvenientes en la vista por lo que trasladarse hasta las oficinas del organismo es todo una odisea.

Lo que resulta extraño del caso de Nora es que su vivienda sólo cuenta con tres lamparitas de luz, una heladera y un lavarropas, que ella misma asegura están apagados durante el día. Sin embargo, desde octubre del 2017 sufre esta situación que hasta el momento no logró solucionar.

Tras la nota con TN, desde el ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren se comunicaron con TN.com.ar para ponerse en contacto con Nora y buscar una solución al inconveniente.

Fuente: TN

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!