Pese a que externamente pareciera que mientras una persona duerme nada sucede, internamente se desarrollan una gran cantidad de procesos esenciales para la salud y el rendimiento de los corredores.

El sueño juega un papel importante en tu salud física y emocional, ayudando a la función cerebral, lo que reduce el riesgo de enfermedades crónicas, promueve el bienestar mental y fortalece el sistema inmunológico. A la vez la pérdida de sueño se asocia con aumento del hambre y el apetito.

Indudablemente, el gran efecto que se detecta luego de una buena noche de sueño, es en el cerebro. Buenas horas de sueño, permiten sentirnos activos, energizados y más positivos.

Además de hacer que te sientas mejor, el sueño es el momento en el que tu cuerpo repara y regenera los daños que se producen como consecuencia de tus entrenamientos. Además, mientras duermes se construyen huesos y músculos.

Como consecuencia de ello, es lógico que los corredores con un elevado volumen de entrenamiento, necesiten de una buena cantidad de horas de sueño.

Ante ello, la duda suele ser ¿cuantas horas de sueño necesita un corredor? Intentaremos contestar esta duda en las siguientes líneas.

¿Cuántas horas necesita dormir un corredor?

Para personas adultas, la recomendación general es dormir entre 7 y 8 horas diarias. Sin embargo, son muchos los corredores que están acostumbrados a dormir menos horas y se creen que están acostumbrados; creen que no les produce ningún perjuicio (…)

Los efectos negativos surgen al dormir menos de 6 horas y se minimizan al superar las 8 horas de sueño.

Aunque muchas personas utilizan la siesta como una manera de lidiar con la falta de sueño, lo cierto es que pese a que son beneficiosas y pueden dar un impulso a corto plazo en el estado de alerta y el rendimiento, lo cierto es que no proporciona todos los beneficios del sueño nocturno.

Además, si eres de los que duermes más en tus días libres (típicamente los fines de semana) suele ser una señal de que no estás durmiendo lo suficiente. Aunque el sueño extra en los días de descanso puede ayudar a sentirte mejor, puede alterar tus horarios de sueño.

La falta de sueño aumenta nuestra sensación de cansancio, lo que puede afectar tu deseo de practicar actividad física y la percepción del agotamiento frente a entrenamientos o carreras.

Por último, en otra interesante investigación se detectó que el aumento de la cantidad de horas que los deportistas, duermen pueden mejorar el rendimiento deportivo.

En el Estudio, los investigadores evaluaron los rendimientos durante cuatro semanas en jugadores de baloncesto que dormían entre 6 y 9 horas diarias.

Posteriormente, los mismos jugadores aumentaron la cantidad de horas diarias de sueño (las elevaron a 10 horas) durante 5/7 semanas. El resultado fue una mejora significativa de la velocidad; la precisión de disparo y sensaciones de mejores entrenamientos.

Pese a que el Estudio no fue realizado en corredores y puede ser difícil determinar si las mejoras se debieron a una mayor cantidad global de entrenamientos o por el aumento en las horas de sueño, lo cierto es, que los resultados resultan interesantes.

Los efectos negativos surgen al dormir menos de 6 horas y se minimizan al superar las 8 horas de sueño.

Fuente: 2142runners.com

Fotos: telemundo.com, efeestilo.com