COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Soy igual al resto”, dice María José, y despliega un abanico de aptitudes que lo demuestran. Tiene parálisis cerebral y sólo se vio afectada su locomoción. Pasó por más de once operaciones para poder caminar. Tiene 33 años, es mamá de Amira y su objetivo es que le den la oportunidad de trabajar. 

Estudió computación, cocina y es maquilladora pero se siente apenada y discriminada cuando la promesa del llamado por una entrevista de trabajo no llega.  Actualmente su sustento es una cuota de alimentos y la asignación por discapacidad.

Tiene una parálisis cerebral que solo afecta su locomoción y pide una oportunidad para conseguir un trabajo

En Luchadores te contamos la historia de María José, que lucha por la igualdad de oportunidades y por conseguir un trabajo que le permita vivir con el fruto de su esfuerzo. “Quiero sentir qué es trabajar”, asegura.