COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Todos los años la iglesia Misionera de la Cordillera organiza una cena navideña para personas que están en situación de calle; una congregación que realiza una tarea desinteresada, social y espiritual. “Ellos no reciben regalos ni durante todo el año ni tampoco ese día, pero sí el es compartir la mesa con ellos. Sienten que alguien los espera y que alguien puede darles algo sin esperar nada a cambio. No son violentos, son gente que lo que realmente necesitan es amor”, dice Miriam Gonzáles coordinadora de la Iglesia.

 

Navidad para los que menos tienen