COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Abuelas, madres e hijos. La propuesta es que tres generaciones compartan actividades lúdicas, recreativas y de esparcimiento para fortalecer la unión familiar.

A diario unos 30 chicos asisten a la Capilla del barrio Jesús Nazareno en el Balcón del Paraíso.

Pero muchos más se suman cuando la convocatoria es para un festejo especial como el día del niño, Pascuas o Navidad.

Con su solidaridad Mirna demuestra que "asistir" o "contener" a los vecinos como ella lo llama es cuestión de proponérselo.

En Luchadores te contamos la historia de Mirna que esta siempre dispuesta a ayudar a otros más allá de las propias necesidades.