COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Recibir como regalo una segunda oportunidad para vivir, es una bendición. Así lo cuenta Matías que en situación de emergencia nacional y con su vida en peligro, recibió un corazón de Lucas, un chico de Entre Ríos.

 

Deportista, joven y lleno de energía hoy Matías hace una vida normal con cuidados, medicación y controles. “No seamos egoístas y donemos, cuiden sus vidas y no las malgasten porque hay mucha gente que está luchando por vivir”, dice.

En Luchadores te contamos la historia de Matías y su familia que transmiten la importancia de regalar vida después de la muerte.