COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) .- “La gente ve a un bastón con una persona al lado, no a un sujeto que tiene capacidades”, dice Fernanda cuando intenta explicar que lo único que no puede, es ver. En la mayoría de los casos, por desinformación o prejuicios, las personas creen que un ciego no puede desarrollar una vida “normal”. Lejos de esta situación Fernanda se propuso construir su propio plan de vida. Es profesional y logró ser madre por reproducción asistida.

“Está todo pensado para cuando el niño tiene una discapacidad y no el padre. ¿Cómo le enseñas los colores cuando el ciego es el padre?”, nos pregunta Fernanda quien junto a Emilia logran un tándem perfecto de acompañamiento y ayuda mutua.

Fernanda es ciega y con su historia de vida enseña a derribar mitos sobre la discapacidad

Fernanda es contundente en su decir cuando relata situaciones que le suceden a diario en contacto con otros. “No pido que me quieran, que sean mis amigos, que me valoren, pido que hagan bien su trabajo”, reclama. 

En Luchadores, te contamos su historia, como derribó barreras y deconstruye mitos sobre la discapacidad. “No hay que pretender que el mundo deje de ser. Si tuviste un diagnóstico de lo que sea, te va a modificar el mundo pero hay que atravesar el dolor, la herida tiene que cicatrizar, hay que dejar que duelo suceda  y eso no se puede hacer solo. Para eso hay que estar acompañado”.

Fernanda es ciega y con su historia de vida enseña a derribar mitos sobre la discapacidad