COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En el asentamiento “El Faro”, camino a Caleta Córdova sobre Ruta N°1, viven unas 9 familias y 35 chicos de entre 2 y 13 años con muchísimas necesidades. Todos los viernes, integrantes de la ONG “Comunidad Sustentable” llevan donaciones y alimentos al merendero. En este contexto de aislamiento obligatorio las donaciones mermaron y los cuidados para recibirlas, juntarlas y entregarlas tuvieron que extremarse. Sin embargo, aquellas familias parecen vivir una realidad paralela cuando se les habla de “pandemia”. En Luchadores, conocemos cómo es vivir en cuarentena sin agua potable, movilidad y escasos recursos pero con la ayuda de manos solidarias.

Solidaridad en época de pandemia