COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Cuando llegamos a Buenos Aires el tumor en la cabeza era más grande que su cerebro”, relata Valeria Velarde, mamá de Luciano que falleció por cáncer hace 14 años.

Valeria logró transformar su sufrimiento por la pérdida de su hijo –cuando tenía 9- en el motor para sumarse a la lucha por la aprobación de la Ley de Oncopediatría.

El proyecto aguarda tratamiento desde septiembre de 2020 e impulsa la creación del programa de atención integral para niñas, niños y adolescentes con cáncer.

 Además busca crear un certificado que garantice a los niños con cáncer, desde el momento del diagnóstico, el acceso a todos los medicamentos y tratamientos.

 

La casa de Velu está decorada con guirnaldas amarillas, símbolo de apoyo a la Ley en discusión. La pérdida de Luciano y la peregrinación por obras sociales esperando aprobación de tratamientos y derivaciones, la hicieron comprometerse con la causa, aún después de su perdida. Sostiene que el cáncer es hoy una enfermedad que puede curarse, y los chicos llevar una vida de calidad.   

“Un hijo sano no viene con instrucciones, imagínate uno con cáncer”, dice.

En Luchadores la historia de Velu que después de 10 años y de procesar la pérdida de Luciano volvió a ser madre, apostando a la vida.

Invitó a la comunidad a “hacer ruido” por la aprobación de la Ley y a sumarse el próximo lunes a la caravana nacional que en Comodoro partirá a las 18 horas de la plaza San Martín. “El cáncer agarrado a tiempo tiene solución, apostemos a que por provincia podamos tener un centro oncológico pediátrico”.