COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Gonzalo tiene 21 años, juega básquet desde los 7, tiene Síndrome de Down y una familia que lo impulsa a derribar obstáculos para crecer sin techo. El año pasado, Pierina Sosa, su mamá y Romina su hermana, fueron noticia en ADNSUR y en los principales medios nacionales cuando se cumplía un año de la muerte de Rodolfo- papá de los chicos- tiraron una botella al mar con un mensaje con la esperanza de que emerja en alguna costa de la zona.

La botella cruzó el océano y llegó a una playa de Australia, donde dos años después fue rescatada por Stepthen Hockey, un padre de dos hijas.

En esta oportunidad, volvemos a contactarnos con ellos; una familia que sabe de superar obstáculos y creer sin limitaciones.

CRECER SIN LIMITACIONES, CON EL APOYO DE LA FAMILIA