COMODORO RIVADAVIA (ANDSUR) - En Luchadores te contamos la historia de Ángel, quien creció sabiendo que era su vocación. De la mano de su padre, también bombero, conoció el sabor de la adrenalina y el placer de ayudar a otros.

“Bomberos es un iceberg. Pero detrás de eso hay mucho tiempo, recursos que se invierten, acompañamiento de nuestras familias, tiempo que le sacamos a los estudios, al trabajo y estamos listos si hay que salir a las 3 de la mañana”, asegura. Esta es su historia.

 

bomberos