La ciencia avanza contra una de las enfermedades más terribles conocida por el ser humano. Científicos del Instituto Dana-Farber de Cáncer, en Boston y de la Universidad de Harvard, trabajan en una nueva vía para estimular al sistema inmune y eliminar tumores resistentes. Es una apuesta a largo plazo, pero que empieza a dar motivos de esperanza.

Nueve de cada diez muertes por cáncer se deben en parte a que las células de esta enfermedad, buscan avanzar extendiendo cada vez más nuevos vasos sanguíneos con los que logra alimentar su crecimiento y hasta expansión a otros órganos.

Los científicos se encuentran trabajando en una vacuna que pueda prevenir esta enfermedad impulsando a nuestro sistema inmunitario a bloquear el crecimiento del cáncer en el organismo. Los expertos la denominan como la “batalla del microambiente tumoral”, dado que la frontera de la investigación del cáncer no está dentro del tumor, sino en todo lo que le rodea.

Científicos en todo el mundo buscan desarrollar vacunas contra el cáncer (REUTERS/Francis Kokoroko)
Científicos en todo el mundo buscan desarrollar vacunas contra el cáncer (REUTERS/Francis Kokoroko)

En un reciente y avanzado estudio científico publicado en la prestigiosa revista Nature, científicos del Instituto Dana-Farber de Cáncer, en Boston desarrollaron una vacuna polivalente contra el cáncer. Más precisamente contra el actuar del cáncer y el estado de invisibilidad que alcanza en nuestro organismo, incapaz la mayoría de las veces de detectar la enfermedad y eliminarla. Se trata de una nueva molécula identificada por el médico y experto en inmunoterapia Kai Wucherpfennig, que trabaja en ese prestigioso instituto.

El equipo del doctor David Mooney, bioingeniero de la Universidad de Harvard, fue el que diseñó una vacuna basada en la molécula identificada por su colega del Dana-Farber que genera anticuerpos contra esas dos proteínas. Estas moléculas se unen a ellas e impiden su cortado. Eso retira la capa de invisibilidad del tumor y hace que al lugar acudan dos tipos de células inmunitarias: linfocitos T y células asesinas naturales. Los científicos han mostrado que la vacuna es efectiva en varios experimentos con ratones generando en ellos una respuesta inmune satisfactoria, que también fue probada con éxito en monos. Esta inmunización funciona incluso en casos de tumores avanzados que han causado metástasis en los animales.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!