Una mujer fue detenida en las últimas horas en Reino Unido, luego de que ahogara a su hijo de dos años en la bañera justificándose con que "estaba poseído por el demonio".

El dramático episodio ocurrió en Bridgend, Gales del Sur, y tuvo como protagonista a una madre de 32 años.

En base al último reporte policial, ambos estaban jugando en su casa mientras el menor se bañaba, cuando de un momento a otro la acusada lo sumergió bajo el agua dejándolo sin respiración. 

"Será mejor que subas", le dijo minutos después a su madre, la abuela del chico, tras cometer el asesinato.

Sin embargo, tras ser detenida y acusada por la Justicia, la mujer negó el asesinato y pero admitió un "homicidio involuntario por responsabilidad disminuida" luego de que dos psiquiatras forenses verificasen que padece una enfermedad mental.

"Necesitaba protegerlo enviándolo al cielo", se justificó quien fue descrita por su familia como una "madre devota", que nunca se separaba de su hijo. 

Sin embargo, días antes del crimen comenzó con comportamientos extraños. "Había estado viendo luces y afirmaba que los demonios son oscuros y reales", afirmó la abuela de la víctima.

Una noche antes, concluyeron, la mujer había estado de campamento con su iglesia, donde pidió que la bautizaran cuanto antes porque tenía "que hacer un sacrificio".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!