"Lo que me gusta de mi trabajo es que, a la edad que tengo, estoy caminando 7 kilómetros por día y eso dentro de todo me hace bien a la salud", valora el vendedor José Melgarejo, desde su puesto de "Café Clandestino", en una entrevista para ADNSUR durante una mañana de trabajo por las calles de Comodoro.

Entre las infusiones calientes que ofrece en épocas de invierno, vende café, chocolate, capuchino, mate cocido y se las puede acompañar con facturas, raspaditas, calzones rotos, entre otras delicias.

☕José, el cafetero de barrio Industrial

Cuando llega el verano y aumenta la temperatura, prepara jugos naturales como licuado de banana, de frutilla, exprimidos de naranja y ensalada de frutas.

"En todas las empresas que yo voy tienen cafetera, es decir que, yo tengo que un hacer un café que la supere, porque sino, no me compra nadie", resaltó José.

🤔 ¿Le estás ganando a la máquina? 

Con una afirmación muy convencida, José respondió: "le estoy ganando a la máquina, por suerte" y aseguró que quien quiera probar el producto, ya sea el café o el chocolate que tiene, va de visita con su carro y la primera vez es gratis.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!