La situación de los comercios en Comodoro Rivadavia es descrita por Guillermo Ceriani como "sumamente complicada". Según Ceriani, tanto el sector privado como la sociedad en su conjunto han estado haciendo un esfuerzo monumental para adaptarse a los cambios que han estado enfrentando. "Desde el sector privado estamos tratando de ser lo más respetuosos posible con el cambio, pero la verdad es que es sumamente difícil y estamos viendo que está quedando mucha gente en el camino", destaca Ceriani.

Ceriani señala un achatamiento de la economía a nivel local, con un marcado aumento en los precios de servicios y productos. A pesar de algunos resultados positivos, como la baja de intereses que beneficia a la macroeconomía, Ceriani apunta que estos cambios no han tenido un impacto significativo a nivel microeconómico. "Es muy difícil mantenerse a flote en estas circunstancias. Necesitamos buscar soluciones para mantener a los comercios abiertos y a preservar los puestos de trabajo", enfatiza Ceriani.

La relevancia de las acciones conjuntas entre diferentes sectores se vuelve crucial en este panorama desafiante. "Estamos llevando a cabo diversas acciones, como reuniones con la cooperativa eléctrica y el municipio, donde ambos sectores se comprometen a buscar soluciones que beneficien a todos", explica Ceriani.

La delicada situación de los comercios en Comodoro: "Necesitamos buscar soluciones para preservar los puestos de trabajo"

LOS SECTORES MÁS AFECTADOS

Al analizar los rubros más afectados por la crisis, Guillermo Ceriani destaca dos sectores en particular: la indumentaria y la electrónica. En el caso de la indumentaria, Ceriani señala que los precios se han elevado considerablemente, afectando tanto a comerciantes como a consumidores. "Los insumos y la mano de obra han experimentado aumentos impresionantes, lo cual ha dificultado que los comercios mantengan una oferta accesible para la población", comenta Ceriani.

“Hoy la gente está abocada a comer, pagar impuestos y sobrevivir”, dijo. 

Por otro lado, el sector de la electrónica también enfrenta desafíos significativos. Ceriani menciona que la baja en las ventas y la competencia con productos importados han llevado a una disminución en la demanda y, consecuentemente, en los puestos de trabajo. "La apertura a la importación puede ser una oportunidad, pero también un riesgo para los fabricantes locales que podrían perder competitividad", advierte Ceriani.

La pérdida de empleo en estos sectores no solo impacta a los comercios directamente involucrados, sino que también repercute en la economía local de manera más amplia. Ceriani subraya la importancia de encontrar un equilibrio entre la apertura de mercados y la protección de la industria nacional para evitar consecuencias negativas a largo plazo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer