“El que apuesta al dólar pierde”, dijo un ministro de economía alguna vez en el país y parece que la frase, si se observa lo que pasó en los primeros meses de este año, tuvo algo de razón, al menos si se compara qué pasó con el dólar blue en las primeras semanas de este año y la cotización de esta semana. En ese lapso de 5 meses, la carrera fue ganada ampliamente por el plazo fijo tradicional, aun cuando esa alternativa no es precisamente subirse a un ‘fórmula 1’.

Las opciones de ahorro más al alcance de la mano de los pequeños ahorristas tienen un claro ganador en lo que va del 2022, particularmente a partir de la suba de tasas dispuesta desde principios de este año por el gobierno nacional.

Con el dólar paralelo ‘planchado’ y el oficial apreciándose aun por debajo de la inflación, pese a los compromisos asumidos con el FMI, la observación de los rendimientos para quienes decidieron ahorrar en ‘dólar blue’ parecen quedar bastante por debajo de la alternativa de haber ahorrado en pesos.

Según datos de cotización histórica del dólar, el 24 de enero de este año el ‘blue’ se ubicaba en $219, mientras que si alguien lo compró dos días después, lo pagó aún más caro, en $222,50 pesos, uno de sus máximos históricos.

Hay que tener en cuenta un detalle adicional, ya que los valores arriba señalados corresponden a la city porteña, por lo que hay que sumar alrededor de 5 pesos por dólar cuando se piensa en la cotización en Comodoro Rivadavia, por tratarse de un mercado más chico. Así, en esas calientes semanas de enero, el billete verde podía conseguirse en la urbe petrolera en torno a los $224, o incluso algo más arriba.

Sin embargo, luego de esos picos y a medida que trascendía la posibilidad de un acuerdo con el FMI, la moneda tendió a estabilizarse, aún cuando hubo otros picos vinculados a sacudones del mercado, de acuerdo con las circunstancias políticas del país.

Las opciones de ahorro más al alcance de la mano de los pequeños ahorristas tienen un claro ganador en lo que va del 2022. Foto: Archivo
Las opciones de ahorro más al alcance de la mano de los pequeños ahorristas tienen un claro ganador en lo que va del 2022. Foto: Archivo

Al observarse la cotización de estos meses, pueden tomarse las siguientes referencias: el 23 de febrero, el tipo de cambio paralelo estaba en $210 en Buenos Aires, es decir a unos $215 en Comodoro;  el 23 de marzo, caía hasta $201, es decir unos $ 206 pesos en esta ciudad; el 25 de abril, a $205,40 y $210,40, respectivamente (llegó a $215, un par de días antes de esa fecha). Mientras que en la jornada de este lunes, 23 de mayo, el tablero de ‘Info dólar’ reflejaba $209 en el cierre para Comodoro Rivadavia.

Cuánto rindió un millón de pesos comprando dólar blue, entre enero y mayo

Así, más allá de los saltos circunstanciales, hagamos el siguiente ejercicio. Pongamos el caso dei un ahorrista que vendió un auto usado a principios de año y quiso preservar el valor obtenido, por ejemplo 1 millón de pesos, hasta reunir el dinero faltante para comprar un nuevo vehículo, habría obtenido unos 4.464 dólares.

Ese monto, tomando la cotización de este lunes para la venta, equivaldría a $932.976.  Es decir que el ahorrista que compró los dólares en enero, habría perdido algo más de $67.000 en estos 4 meses, por lo que su ahorro inicial se redujo en un 6,7%.

Ni hablar si hubiera ido a cambiar los dólares a una casa de cambio o un banco, donde le hubieran tomado un valor de compra de $203, por lo que la erosión habría sido aún mayor.

Qué pasaba si apostaba al Plazo Fijo

Ahora bien, si el mismo sujeto que vendió su auto en la segunda mitad de enero hubiera optado por el plazo fijo tradicional, se habría encontrado con los siguientes rendimientos, haciendo la colocación a 30 días y renovándola hasta encontrar el auto de sus sueños.

El 24 de enero ya se había producido la primera suba de la tasa de referencia, ofreciendo un rendimiento nominal anual del 38%, es decir 3,16% mensual. Entonces, el 24 de febrero retiró un interés de $31.600.

Como el 24 de febrero todavía no había encontrado un nuevo vehículo para comprar, nuestro amigo el ahorrista renovó el plazo fijo con los intereses incluidos, es decir $1.031.600. Esta vez el rendimiento ofrecido era del  41,5% anual, o sea un 3,45% mensual. Entonces, cuando fue a retirar su ahorro el 23 de marzo, había obtenido otros $35.590.

Al renovar el plazo fijo ese mismo día, el millón original ya totalizaba $1.067.190 que, otra vez, el ahorrista decidió renovar. En ese tercer mes del año, el Central había elevado la tasa al 43,5% anual, equivalente a un 3,625% mensual, por lo que un mes más tarde, su ahorro rindió $38.685, cuando lo fue a retirar el 25 de abril.

Ese mismo día decidió renovar el monto total, que ascendía a $1.105.875 y algunos centavos, por lo que al retirarlo este lunes 23 de mayo, con la nueva tasa de abril, del 46% anual (3,83% mensual), su dinero habrá sumado otros $42.355.

En resumen: dese enero hasta hoy, la venta de automóvil en un millón de pesos se habrá actualizado en un total de $1.148.230, lo que representa un rendimiento total, positivo, del 14,8%. Queda claro en este ejemplo que entre haber comprado dólares y decidirse por el plazo fijo tradicional, la opción más conveniente fue esta última.

Y si esta semana decide renovar el mismo plazo fijo, con el 48% anual y 4% mensual que rige desde el 12 de mayo, en junio obtendría otros $45.9292 de interés, por lo que hasta mitad de año logrará un rendimiento del 19,4%. Bastante por debajo de la inflación que se estima para el año, pero muy por encima de lo que hubiera significado apostar por ese extraño objeto del deseo argentino llamado dólar.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!