Cada vez son más los países que aplican en sus trabajos la jornada laboral reducida. En algunos casos, durante la semana trabajan hasta cuatro días.

En una entrevista exclusiva para ADNSUR, el Dr. Jorge Echelini, abogado especialista en Derecho Laboral, indicó si es posible o no implementar esta medida en Argentina.

“Es posible pensar en una reducción de jornada laboral en nuestro país si re pensamos una Argentina con un esquema productivo que se pueda adaptar a una reducción de jornada", señaló el abogado y agregó, "creo que el primer estudio debería ser si somos efectivos o no en el esquema de ocho horas que hoy tenemos y si podemos pensar en pasar esa jornada a 40 horas semanales. Los proyectos más extremos llegan a la propuesta de 36 horas, manteniendo el mismo nivel de productividad. 

La ley actual de contrato de trabajo establece una jornada de 8 horas o 48 horas semanales y también un límite de jornada. Ningun trabajador puede trabajar mas de 12 horas por día. Si esto ocurre está penado por la ley.

Menos horas, más ocio 

Según evaluó Echelini, “el mecanismo no sólo pasa por reducir horas, sino asegurar al trabajador que esa reducción le va a seguir importando el ingreso, que le permita usar esas horas que no va a trabajar en el ocio, el descanso, en la vida familiar y social y no en conseguir otro trabajo para que pueda ingresar más plata”, destacó.

La medida tiene como objetivo que el trabajador pueda disponer de tiempo libre. La gente tiene que pensar que el trabajo en relación de dependencia es un modelo donde uno pone parte de su libertad personal a disposición de otro que me dice qué tengo que hacer, qué puedo hacer y qué no. 

“Lo que trata la ley es de disminuir ese tiempo y de aumentar el tiempo de libertad que podrá se empleado desde viajar, turismo o estando en casa viendo televisión o compartiendo unos mates con alguien”, explicó Echelini .

Si uno piensa en la evolución del Derecho del Trabajo en 1806, tendría que pensar que la jornada limite que reclamaban los sindicatos era una jornada de 10 horas y con límite de hasta 12 años, hasta antes de esa fecha los chicos trabajaban en la mina hasta 14 horas diarias. A partir de esa fecha, se empezó a buscar un límite pero que “nunca se reducia de las 10 u 11 horas” . Recién en 1890, con el planteo de las 8 horas de trabajo, “se dieron lugar a los hechos que después provocaron el día del trabajador. El día del trabajador se debe a un reclamo por limitación de la jornada laboral de 8 horas”, recordó Echelini.

Según informaron, “la idea es no reducir el sueldo, los proyectos hablan de mantener el mismo poder adquisitivo sobre la jornada reducida” y agregó, “Me parece que lo que se viene es un debate sobre toda la legislación laboral”. 

Habría que considerar y empezar a hablar de la “bolsa de horas”, algo que dio buenos resultados en muchos países europeos. “Se trata de la posibilidad de que yo incremente una cantidad de horas productivas en unos meses y otros meses los baje totalmente”, explicó Echelini..

“Nos sería una jornada laboral uniforme, que le asegure al trabajador que en cierta época del año va a tener mucho más tiempo de disponibilidad y en otras va a tener que tener menos. Es una medida que sirvió sobre todo para adaptarse a la igualdad de género”.

“Me parece que hoy no hay plafón político todavía para poder avanzar sobre esto por lo menos en un año electoral. Hoy me suena más declamativo, que seriamente estudiado. Es un debate para dar en la próxima gestión cualquiera sea el color político”, sostuvo. 
 

“Deberíamos generar leyes modernas que se adapten a los tiempos actuales y adaptada al modelo Argentino”, concluyó el abogado.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer