Ese año, además, después de mucho esfuerzo se inauguraba el Autódromo General San Martín. La obra costó 62 millones de pesos y la pista se construyó en solo 78 días. Un circuito de curvas difíciles y rectas cortas que pusieron a prueba la capacidad de los pilotos. En Expedientes Comodoro, el recuerdo de esa visita inolvidable que renovará emociones el próximo fin de semana, con el regreso del TC a la ciudad. Quienes tuvieron la posibilidad de recorrerlo, recuerdan que el circuito tenía una cuerda de 3764 metros, con una “adherencia en el pavimento de avanzada para la época”. Pero lo que no todos saben es que para lograr asfaltarlo el Auto Moto Club hizo una rifa de una estancia que estaba ubicada en inmediaciones de Visser. 

“Fijate los valores que eran en ese momento y el esfuerzo que hizo el club, todo a pulmón”, recuerda Enrique Lola ex piloto y ex presidente del Auto Moto Club. 

“Ese autódromo fue uno de los más grandes del país, tal es así que autoridades de Mendoza viajaron a Comodoro para ver nuestro trazado porque estaba considerado uno de más ligeros del país”.

Después de 78 días de obras y unos 62 millones de pesos invertidos, el autódromo estaba preparado para recibir por primera vez la visita de los más destacados pilotos del país y que pongan a prueba sus habilidades profesionales. 

Luis Di Palma, Carlos Pairetti y Jorge Ternengo - 1969
Luis Di Palma, Carlos Pairetti y Jorge Ternengo - 1969

Lleno total 

Con apenas 10 autos participando de la carrera, pensar en un buen espectáculo parecía una utopía para los organizadores. Pero la gente de Comodoro, aseguran las publicaciones de la época, estaban acostumbrados a ver carreras con pocos autos por el zonal del TC. 

Y así fue, se estima que entre 12 y 15 mil personas se volcaron al renovado autódromo para ver girar a autos prototipos y pilotos que sólo veían en revistas de tirada nacional. 

“Las fotos demuestran que esto estaba absolutamente desbordado”, recuerda Ricardo Fernández, periodista especializado en automovilismo. 

“Eran pocos autos pero eso tuvo que ver con que en 1969 la categoría estaba pasando por una crisis que después afortunadamente superó. Eran virtualmente sport prototipos para correr carreras pero era una categoría que se tornaba inviable por costos por la situación económica del país. Si bien había autos importantes, había otros que se armaban en los talleres del barrio para salir a correr. Hoy eso ya no existe”. 

Comodoro en las noticias nacionales 

Carlos Pairetti, Luis Di Palma, Jorge Ternengo, Gastón Perkins, Oscar Franco, Antonio Villegas, Héctor Rey, Matías Mujica, José Gallo y Norberto Castañón fueron los pilotos que estrenaron el circuito. 

Di Palma junto al auto ganador- 1969
Di Palma junto al auto ganador- 1969

Se corrieron dos series, una clasificatoria y una final de veinte vueltas cada una. Fue un dominio absoluto de Luis Di Palma. Ganó la serie clasificatoria y ganó la final por amplio margen. Segundo fue Jorge Terlingo y el tercer lugar fe para Valdez. Cuarto terminó Gastón Perking y con ese cuarto puesto se consagraba campeón del Turismo de Carretera en Comodoro Rivadavia

Posteriormente, el TC volvió a la ciudad en 2004, en ese momento el ganador fue Omar Martínez, en 2005 Juan Manuel Silva, en 2006 Omar Martínez, en 2007 Matías Rossi, en 2013 Jonathan Castellano, 2015 Luis José Di Palma y en 2017 Luis José Di Palma. 

Carlos Álvarez, periodista deportivo recordó la última vez que se corrió el TC en Comodoro. “Fue el 19 de noviembre de 2017 y Josito Di Palma se quedó con el triunfo pero si uno mira un poco la historia se da cuenta que en la primera carrera que se disputó la categoría en nuestra ciudad también hubo un Di Palma en lo más alto del podio. El 14 de diciembre de 1969 ganó Luis José Di Palma, más conocido como “el loco”. Pero en el 2017 cuando Josito ganó se convirtió en el último ganador en Comodoro”. 

Una pasión que se profesionalizó 

En aquellos años las medidas de seguridad eran precarias: “autos que andaban muy fuerte, quizás tanto como los de ahora pero los autódromos no estaban adaptados como hoy, había pocas vías de escape, tenía guarraid pegados a la pista, estaba el túnel pegado a la pista, pasabas ese guarraid y caías a un abismo. En materia de seguridad había poca, en general no se le prestaba mucha atención. Con el tiempo los mismos pilotos comenzaron a tomar consciencia de que es una actividad de altísimo riesgo y que había que protegerse y cuidarse. Nadie corre para matarse, pero es una posibilidad”, explica Ricardo Fernández. 

La ilusión del '69, el año que el TC llegó a Comodoro

El triste 2007 

El 2007 marcó un antes y un después en el Turismo Carretera. El trágico accidente de Guillermo Castellanos durante una carrera en Comodoro Rivadavia en 2007, fue el disparador de una serie de medidas que aplicó la ACTC para mejorar la seguridad de los pilotos y los autos. 

La acción inmediata fue bajar a los copilotos. La siguiente, colocar pontones laterales. “En el 2007 me tocó cubrir la visita del Turismo Carretera, quedo la fecha en la memoria de todos por el fallecimiento del piloto Guillermo Castellanos”, relata el periodista deportivo Carlos Álvarez.

Ese ese múltiple accidente se produjo en las primeras vueltas de carrera en lo que se conoce como el “curvón del mar”. La Dodge de Pedro Dandlen, se rozó con la Chevy de Laureano Campanera, la Dodge quedó atravesada y el piloto Guillermo Castellanos no lo pudo evitar y ahí comenzó el horror. “Inmediatamente el auto se prende fuego, fue un momento muy impactante ver como el auto se consumía”, recuerda.

“Era la época en que se corría con copiloto. Los equipos de bomberos de rescate y también el Medico de la ACTC llegaron enseguida y Castellanos pudo ser rescatado de entre los fierros de su auto pero su estado de salud era gravísimo. Por los altoparlantes comunicaban el deceso de Castellanos y la verdad no lo podíamos creer fue todo muy triste. Fue un día negro”, lamenta Álvarez.

Para Enrique Verde, presidente del Auto Moto Club, cuando se produce un hecho así “por lo general las exigencias para el autódromo son otras así que tuvimos un par de años que no pudimos traer el Turismo Carretera. Tuvimos que hacerle muchos trabajos de vías de escape y logramos que el Turismo Carretera nos apruebe de vuelta el autódromo y tenerlo en las condiciones que hoy está”.

Se viene la fiesta del TC 

Después de 53 años de la primera visita del TC las emociones se renuevan y el próximo fin de semana los motores volverán a rugir en el autódromo de Comodoro. Para la carrera que se disputará el próximo 7, 8 y 9 de octubre se esperan 80 autos en pista, 40 del TC pista y 40 del Turismo Carretera. 

“Son 100 pilotos y tenés que multiplicarlos por 6 o por 8 porque esa gente es la que se instala adentro del autódromo yo creo que tenemos una ciudad en el predio de boxes en ese fin de semana, más toda la gente que viene a ver de distintos lugares de la provincia. Para Comodoro creo que es un movimiento muy importante el que va a generar el Turismo Carretera”, dice Enrique Verde.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!