Ante un inminente aumento de casos de bullying en la Argentina en el último tiempo, la psicóloga Ana Laura Romero, especialista en psicoterapia cognitiva, conversó con ADNSUR para brindar más detalles acerca de posibles prevenciones de este tipo de agresión. 

Para prevenir el bullying hay que crear vínculos sanos", indicó Romero, quien explicó que se trata de una temática "que va en aumento", y consideró que lo importante es "poder observar y actuar en función de eso".

"Hay muchos padres que llegan al consultorio, diciendo que sus hijos tienen situaciones de irritabilidad, están ansiosos y pasando cosas en la escuela, donde sufren acoso o en las redes sociales”, relató, pero destacó que "no todo es bullying".

El bullying se presenta cuando hay un grupo de pares, un acosador y una víctima. "Tiene que haber un chico que sea maltratado y que sea constante”, explicó la psicóloga.

“Que yo me lleve mal con un compañero de clase y le haga un comentario negativo, eso no es bullying. Tampoco está bien, es maltrato o una mala forma de comunicarse. Si este compañero todos los días me está hostigando o me golpea, en ese caso sí”.

La especialista en psicoterapia cognitiva señaló que el bullying "es ser invisible hoy", en un tiempo donde "nos estamos viendo siempre", algo que destaca 'entre comillas' al puntualizar en que los chicos están expuestos a las redes sociales y a mostrarse. A eso se le suma la adolescencia, "donde se quieren mostrar, pertenecer a un grupo, que nos vean, pero hoy se incrementa en las redes sociales”, enfatizó.

😨 Crecen los casos de bullying en todo el país ¿Cómo prevenirlo? 😌

LO MÁS IMPORTANTE, TRABAJAR DESDE LA FAMILIA 

“Los chicos nos observan todo el tiempo. Si yo hablo mal de mi compañero de trabajo, de un compañero de ellos de la escuela, ellos nos ven. Entonces le estoy dando ejemplos, después no le puedo decir que trate bien o no hable mal de la gente”, explicó Romero.

Muchos padres se ponen por delante de la situación, pero primero tienen que pensar qué quiere mi hijo y cómo se siente. 

El bullying se previene desde la casa, en el desarrollo de las habilidades, en la asertividad en la comunicación, hablarle a alguien para que me entienda, pero de forma correcta. Decir lo que quiero decir, no lo que me parece, pero sin gritar, sin violencia. “Si nos comunicamos de forma asertiva con mi hijo, él lo hará de la misma forma con otros. Si me comunico de forma autoritaria y no le hablo, o le doy la posibilidad de aprender con él, entonces no es asertivo y con otros será autoritario, se relacionará así”.

CREAR VÍNCULOS SANOS PARA QUE LOS CHICOS PUEDAN REPRODUCIRLOS EN EL TIEMPO

Si construyo vínculos sanos, cuando a mi hijo/a le pasen cosas va a venir a contarme. No solo le pasará eso, seguramente le contará todo. Siempre premiamos lo que no se habla, censuramos en lugar de compartir”, puntualizó la psicóloga Romero.

Recordemos que el chico que hace bullying es porque algo le está pasando. Nos quedamos en la víctima pero tenemos que pensar en todos, en el público igual.

“Cuando un chico/a sufre bullying, esto se transmite a la vida adulta si no se trata. Son adultos inseguros y con baja autoestima, por eso hay que sanar y aprender a decir no y poner límites. Hay que enseñarles a los hijos a poner límites”.

Hay que buscar espacios donde se hable en la familia, no un interrogatorio, sino como te sentís, cómo estas. Dejar las pantallas y conversar, mirarse. Eso genera confianza en el otro”, concluyó Romero.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!