Los casos de abuso son cada vez más visibilizados. No significa que antes no ocurrieran, sino que no se hablaba tanto del tema. Según detalló a ADNSUR, la Psicóloga Yesenia Camiolo, Asesora Técnica de la Oficina de Derechos y Garantías, de la Niñez, Adolescencia y Familia:“nueve de cada diez mujeres han sufrido abuso en sus vidas y sólo dos han podido hablar”. 

Desde la Oficina de Derechos y Garantías, de la Niñez, Adolescencia y Familia, si bien acompañan los casos de abuso, no realizan intervenciones “pero si se deriva a las instituciones correspondientes”. “Cuando hay una vulneracion de derechos derivados, acompañamos a instituciones y a los padres con orientación”, indicó Camiolo.

En el caso del grupo de padres del Jardín 406, han contactado al área de Asesoría desde algunos organismos que están interviniendo. En relación a esta situación puntual, “el protocolo sugiere que cuando se trata de hechos tan recientes, no haya tantos profesionales interviniendo a la víctima para que no surja la re victimización”, destacó. 

🧒¿Cómo trabajar y contener a chicos en casos de presunto abuso?

“Re victimizar” explicó la psicóloga “es hacerlo repetir el hecho ocurrido muchas veces, entonces cuando la víctima repite el hecho lo revive y traumatiza más de lo que ya está”, advirtió. 

Ante un caso de abuso

1) Lo primero que hay que hacer es denunciar al adulto responsable del niño vulnerable.

Iniciando la denuncia, se abre paso para que la justicia empiece a investigar. “Si lo escuchó la docente o un vecino puede hacerla. Se trabaja con la corresponsabilidad”, puntualizó. Una vez que la denuncia está realizada, es derivada a los organismos competentes e intervienen las instituciones. 

2)Las revisaciones médicas se realizan si se detecta en el momento que la persona fue abusada. “Si pasó un tiempo, esa revisión no se hace de manera instantánea”, resaltó Camiolo. 

Los profesionales están preparados y capacitados para poder abordar estas cuestiones y van a determinar quienes necesitan revisación médica y Cámara Gesel.

“Muchas veces pasa que los padres los preparan tanto para estos procesos que se llega a la conclusión de que ese discurso le pertenece a un adulto y lo anulan”, explicó la asesora de la Oficina de Derechos y Garantías.  

👉"Lo mejor es no decirles qué decir. En el ámbito privado trabajamos con todo aquello que les permita poder poner en palabras a través del juego, dibujo, técnicas. No les preguntamos directamente, buscamos que el niño entre en confianza y pueda validar y gestionar sus emociones. Lo que uno tiene que hacer es escuchar. Los chicos cuentan de manera espontánea en algun momento, cuando lo están bañando, cuando lo estan vistiendo", sostuvo la profesional. 

El niño va a ir hablando como pueda y le salga. Si uno no está preparado para escuchar, debería buscar contención y orientación para padres. 

Por otro lado, la psicóloga destacó que hay que estar atentos a los cambios bruscos de conducta de los niños. “Vuelve a orinarse en la cama, llora sin motivo aparente, está mas irritable, no quieren mostrar sus partes íntimas o al contrario, están hipersexualizados”, resaltó. 

El abusador nunca es un desconocido, el porcentaje es bajo. La mayoría de los abusos sexuales ocurren dentro del contexto familiar y de confianza. Es importante que los niños tengan información sobre educación sexual. Nombrar los genitales masculinos y femeninos, el tema del cuidado corporal", describió.

Por último, Camiolo indicó que “a partir de los 3 o 4 años, los niños pueden hacerse cargo de su higiene personal y esa privacidad es necesaria respetarla” y agregó “que sepan que solo la mamá o el papá pueden limpiarlos y no cualquier persona. Aprender sobre los límites, qué partes me pueden tocar y qué partes no. Que el cuerpo es de ellosy no se los pueden tocar si ellos no quieren”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!