Ante la noticia sobre la denuncia de 2018 que dejó cesante a un docente de la sede universitaria de Trelew, ADNSUR realizó una entrevista para conocer: ¿cómo denunciar violencia en la universidad local? Lucrecia Falón, Docente de la UNPSJB explicó la situación actual.

"En diciembre de 2018 fui víctima del docente Bruno Sancci, luego de finalizar un Concejo Directivo de la facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, en ese momento era vicedecana y él me extorsionaba con hacerle daño a mi familia, si yo no hacía callar a las mujeres que lo denunciaban por violencia de género", contó durante la entrevista Falón, y agregó, "terminé denunciando al vicedecanato, porque no me sentí acompañada. Pero todas las docentes que en algún momento se sintieron amenazadas, se acercaron”, relató.

Ante esta situación, la docente recordó que se organizaron en conjunto e hicieron "una denuncia colectiva", que presentaron el 24 de junio de 2019. A partir de ese momento, el concejo directivo decide suspender al docente, y "se hace un sumario a cargo del Dr. Smith, que es el director del área jurídica de la facultad".

"Somos 6 denunciantes de la universidad que lo hemos padecido en distintas épocas y sufrimos violencias. Luego del 2008, en 2015, otras en 2004. Sabemos que hay muchas más y cuando se realizó el sumario se sumaron más personas como testigos”, manifestó Lucrecia.

🔴Violencia de género en la UNPSJB 🏫 Por una denuncia de 2018 dejaron cesante a un docente de la sede de Trelew.

Bruno Sancci tenía más de 20 años de antigüedad de docente en la facultad.  “Una de las situaciones más recurrente en distintos testimonios que aparecieron en el sumario fue la forma de criticar, de descalificar a docentes colegas en el aula, frente a todos los alumnos, con mensajes misóginos, principalmente hacia las mujeres y desde lo sexual", enfatizó una de las docentes denunciantes. "Eso afectó a que muchas estudiantes abandonaron la carrera”, agregó.

“En el momento en que me amenaza, él también era funcionario en la sede Trelew, tenía un cargo de prosecretario del área de investigación. Llegó un punto en que las mujeres, fundamentalmente de la sede de esta ciudad, dijeron basta. Hubo denuncias en los concejos directivos en 2004 y 2008, pero nunca se hizo nada, entonces se creía impune”, resaltó Falón.

La docentes consideró que Sancci, de alguna manera "usaba la evaluación como una forma de manipulación", de herramienta de poder para "doblegar y maltratar a las estudiantes. También en algunos casos a los estudiantes varones”, explicó.

Por eso es importante que se ponga en práctica el Protocolo, para erradicar la violencia de género. Ahora en ciencias jurídicas sabemos que hay otros casos en proceso de sumario. Son prácticas que si bien antes sucedían, ahora hay un contexto que lo permite más”, consideró.

🗣 “LA UNIVERSIDAD TIENE UN PROTOCOLO PERO NO FUNCIONA”

La facultad de Humanidades tiene un protocolo para erradicar la violencia, "pero no existe a nivel general" en la universidad. El gobierno universitario es autónomo en cada facultad, por ello "lo que se pide, desde la aprobación del protocolo, es que se sumen profesionales especializados en género para responder a las denuncias y ayudar a las víctimas", señaló Lucrecia. 

“El protocolo fue aprobado, se hizo un avance, porque hace varios años el gremio convocó a los distintos claustros, se trabajó varios años y en 2019 se aprobó  en el concejo superior. Pero falta implementarlo, es responsabilidad de quienes están en cargo de gestión de llevarlo a la práctica”.

🟣PARA DENUNCIAR

“Es urgente que exista el protocolo, desde el Rectorado habilitaron un área en la página web de la universidad y allí hay un correo donde pueden solicitar el contacto para comenzar a hacer la denuncia. Tengo entendido que se está gestionando para tener profesionales que registren las denuncias, como un abogado, un psicólogo y una trabajadora social, para recibir a las víctimas e iniciar el proceso de denuncia”, explicó Falón.

“A nosotras nos ayudó muchísimo que nos organizamos y nos acompañaron dos abogadas, que son Verónica Heredia y Cristina Pagasartundua. Pero si no hay un colectivo atrás, no se denuncia. Por eso es importante que la universidad brinde ese espacio de contención para llevar adelante la denuncia”. 

Lucrecia manifestó que si bien hubo capacitaciones en la ley Micaela, "la verdad es que muchos varones iban, firmaban y se retiraban" y aseguró "siempre somos mujeres las que estamos comprometidas con este tema, aunque se brindan los espacios de capacitación, no se da la visibilidad que se merece. Tenemos una Página de Facebook que se llama Colectiva de Mujeres denunciantes autoconvocadas". 

En el caso de Bruno Sancci, este docente fue "cesanteado", es decir, que fue expulsado de los cargos que tenía en la facultad de humanidades y ciencias sociales. "No quiere decir que no puede entrar en otros espacios de la universidad o a otras universidades. Para suspender su ingreso a cualquier espacio público, tiene que ser una exoneración”, indicó la docente.

Además, tiene denuncias en el Ministerio de Educación de Chubut, "porque da clases en el Instituto de Formación Docente N° 805, pero va muy lento". Lucrecia apuntó contra la dilación en el trámite. "Recién este año aceptaron la denuncia. La dilación es negligencia, nosotras vamos a reclamar hasta que se defina el sumario en educación provincial”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!