Es este un centro oncológico de derivación regional, que además cuenta con medicina nuclear, laboratorio de análisis clínicos y servicio de tomografía, “Es la única institución en la provincia para el tratamiento radiante del cáncer”, explica el Dr. Jorge Brugna, Director Médico del Centro.

El objetivo para seguir creciendo se traduce en la incorporación de nueva tecnología y capacitación constante. Como inicio de esta nueva etapa se contempla la puesta en marcha de dos aceleradores lineales y dos equipos (SPECT y PET) de diagnóstico en medicina nuclear. En el corto plazo CABIN también incorporará un tratamiento con rayos para las cavidades del cuerpo humano (Braquiterapia de Alta Tasa). Su aplicación más frecuente es en el cáncer de cuello de útero, tercer tumor más frecuente diagnosticado en mujeres argentinas, o para el cáncer de próstata, principal tumor maligno en varones de nuestro país.

Dentro del escenario minado de complejidades para el sector de la salud “mantener vivo un proyecto y hacerlo crecer es una gran esperanza para todos”, confirmó Brugna. En este mismo sentido, el Dr. Ricardo Castagnino, médico radioterapeuta, rescata como fortalezas de CABIN “mantener un trabajo sin interrupciones, con mejoras y adaptaciones constantes a lo largo de la historia.”

Originalmente CABIN inició con terapia radiante o radioterapia, pero a lo largo de los años se sumaron: oncología clínica, medicina nuclear, laboratorio de análisis clínicos y estudios por imágenes. En palabras del Dr. Miguel Keropian, médico especialista en radioterapia, “es un Centro de alta complejidad que cumple en la actualidad con lo que requieren los avances tecnológicos y los mismos profesionales, para satisfacer las demandas de la población.”

Respecto de los proyectos a futuro, Juan José Nieto, Director Administrativo del Centro, afirma que “se nutren con la participación activa de todo el personal” que aporta tanto ideas vinculadas al progreso tecnológico como de técnicas de tratamiento para mejorar la atención de pacientes. El Dr. Ricardo Castagnino asegura que “formar parte del Plan Nacional de Medicina Nuclear permite un crecimiento estructural y tecnológico muy importante posibilitando al paciente obtener tratamientos más precisos y de mejor tolerancia.” Dicha situación exige mayor compromiso de todos los sectores por el incremento y capacitación del recurso humano como también para hacer frente a los costos de mantenimiento de la nueva tecnología.

Cómo está conformado el Consorcio de Administración de CABIN

El consorcio está integrado por 9 (nueve) Instituciones: Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Municipalidad de Rada Tilly, Club de Leones de Comodoro Rivadavia, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), Asociación Española de Socorros Mutuos, Petroquímica Comodoro Rivadavia, ADOS Comodoro Rivadavia, Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) y la Provincia del Chubut. Cada institución tiene dos representantes que trabajan ad honorem.

Un logro de la sociedad civil

El recorrido por la historia de la institución tuvo su origen en el año 1979 cuando el Club de Leones planteó la necesidad de contar con una organización en Comodoro Rivadavia que dé atención a enfermedades oncológicas. La propuesta fue tan bien recibida por la comunidad local y regional que las recaudaciones solidarias superaron las expectativas y se adquirió no solamente una bomba de cobalto, que era el objetivo principal, sino además una cámara gamma.

Desde sus inicios y hasta la actualidad CABIN superó numerosas circunstancias gracias al soporte brindado por los sectores público, privado y de la propia comunidad para transformarse en un centro regional de referencia para el tratamiento de enfermedades oncológicas.

El valor del equipo humano

La capacitación de los recursos humanos fue uno de los ejes principales desde el nacimiento de la institución, tanto para el contacto con los pacientes, los nuevos procedimientos médicos como por la incorporación de nuevos equipamientos. De esa manera se fueron sumando especialistas en distintas áreas como oncología clínica, mastología, neurología, urología, tratamiento del dolor, gastroenterología, cirugía general, atendiendo la patología oncológica de cada especialidad y hasta residencias que permiten que hoy CABIN sea un referente nacional e internacional entre los establecimientos prestadores de servicios de radioterapia y oncología.

Acerca de CABIN

CABIN (Centro de Aplicaciones Bionucleares) es una institución civil sin fines de lucro que pertenece a la provincia del Chubut y es administrada por este consorcio que hoy cumple 33 años. CABIN se financia exclusivamente con lo que factura a las obras sociales y pre pagas, además atiende en forma gratuita a todos los pacientes que deriva el sistema provincial de salud a través de los hospitales públicos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!