Mucho se habla de espacios de coworking, oficinas descontracturadas o espacios flexibles, pero realmente ¿qué implica?. Los tiempos cambian y con él los lugares en los cuales nos vinculamos. El trabajo -puntualmente las oficinas- no escapan a la modernización e innovación, sobre todo si se traduce en creatividad, confort y optimización del tiempo en nuestra jornada laboral.

La primera definición que debemos tener en claro es qué es el trabajo flexible: está vinculado a una rutina laboral por fuera de los horarios o ubicaciones convencionales, donde no es requisito cumplir con horas puntuales, sino más bien cumplir con objetivos y resultados finales. Además, esta modalidad nos brinda la posibilidad como emprendedores o empleados, de equilibrar de una mejor manera la vida profesional y laboral, trabajando en función de nuestras obligaciones. 

Esta situación, se traslada directamente a nuestros espacios: las oficinas se adaptan para ir de la mano con nuestros nuevos horarios, reuniones y la cantidad de personas que las utilizarán a diario -o tal vez solo algunos días por semana-. Pasamos de tener escritorios fijos y asignados, a elegir cualquier sector del área que mejor se adapte a lo que estamos haciendo, reorganizando elementos para dar a los equipos de trabajo libertad en el “dónde, cuándo y cómo”.

¿Necesitás un espacio de trabajo flexible? Comodoro tiene la mejor opción, con vista al mar

Lugar de trabajo flexible

Si bien hoy en día las empresas pueden adaptarse a sus necesidades, hay una serie de aspectos básicos que debemos tener en cuenta:

1. Áreas tranquilas: las oficinas abiertas nos traen de la mano el ruido ambiental. Por eso debemos contemplar en el diseño y reorganización interna, pequeños sectores que sirvan a nuestra concentración y donde no tengamos que sufrir  interrupciones.

2. Estaciones de trabajo adaptables: contar con muebles e infraestructura no tradicional nos permite movernos y reordenar cada lugar de acuerdo a la necesidad del día. Es fundamental contar con área de cafetería, recepción,  sillas cómodas y trasladables, buena iluminación y sillones acogedores donde la gente quiera quedarse y poder trabajar de manera más descontracturada. 

3. Servicios compartidos: tener un espacio flexible implica también que las prestaciones, tales como suministros de oficina, impresoras, cocina, comedor o espacios comunes, sean compartidas. Eso hace que concentremos los recursos y estén a disposición de todos, sin generar almacenamiento de cosas que solo se llenan de polvo y ocupan espacio innecesariamente. 

¿Necesitás un espacio de trabajo flexible? Comodoro tiene la mejor opción, con vista al mar

Encontrá en Comodoro tu espacio ideal 

Siwork es perfecto para poder mantener jornadas de trabajo descontracturadas que se adapten a tus objetivos. El espacio cuenta con oficinas abiertas y espacios compartidos, como también con salas de reuniones privadas y salas para que puedas mantener el silencio y la concentración adecuada.

Todo el mobiliario apunta a que tengas la mejor experiencia laboral, con coffee bar, servicio de impresiones, recepción, fácil estacionamiento y seguridad durante las  24 horas.

Si querés conocer más al respecto podés acercarte a Fontana 1563. También podés visitar el sitio web www.siwork.com.ar o comunicarte vía Whatspp al 2976-246411.

Del Instagram de siworkcoworking
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!