En un movimiento sorpresivo, el BCRA optó por una medida agresiva para impulsar la actividad económica en medio de un contexto de incertidumbre financiera. Esta última reducción marca la quinta vez en menos de dos meses que el Banco Central disminuye la tasa de interés, reflejando su compromiso con la estabilidad económica y la contención de la inflación.

El comunicado oficial del BCRA destacó que esta acción se enmarca en la política de reducción del financiamiento monetario del déficit fiscal, fortaleciendo la credibilidad en el programa económico y sentando las bases para una desaceleración sostenida de la inflación. Esta estrategia busca también consolidar la independencia de la programación monetaria y reducir la incertidumbre en el horizonte económico.

Impacto en los ahorristas y en el mercado financiero

Con la baja de la tasa de interés de referencia, los ahorristas enfrentarán una nueva caída en los rendimientos de los plazos fijos y cuentas remuneradas, afectando directamente a los inversores minoristas. Los bancos, que hasta la fecha ofrecían tasas anuales que oscilaban entre el 34% y el 41%, se verán obligados a ajustar sus rendimientos a la tasa de referencia del 40%.

Esta medida tendrá un impacto significativo en los rendimientos de los depósitos, como lo ejemplifica el caso de un plazo fijo de $100,000 en el Banco Nación, cuyo rendimiento mensual se reduciría alrededor del 2,5% tras el último recorte de la tasa. A pesar de las implicaciones para los ahorristas, el enfoque principal parece estar dirigido a contener los pasivos remunerados del Banco Central y reducir la emisión monetaria.

Perspectivas y políticas de estímulo económico

La decisión del BCRA de reducir nuevamente la tasa de interés también busca reactivar el crédito en un contexto de recesión económica. Se espera que esta medida incentive tanto la demanda de crédito por parte de las empresas como el consumo de los particulares, allanando el camino para una recuperación económica sostenida.

El comunicado emitido por el Banco Central subraya la importancia de limitar la creación de dinero endógena y normalizar el funcionamiento de los instrumentos de política monetaria para garantizar la estabilidad de precios. Además, se destaca la necesidad de fomentar un ambiente propicio para el crédito bancario al sector privado, actualmente en niveles mínimos históricos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer