Exequiel Zeballos fue operado en la tarde del jueves a raíz de la fractura de tibia con compromiso en el ligamento del tobillo derecho que sufrió el pasado miércoles por la noche tras recibir una dura patada en el partido ante Agropecuario por la Copa Argentina. 

El delantero de Boca pudo estar en cancha menos de 10 minutos del encuentro y se retiró llorando. Ni bien recibió la infracción pidió el cambio y se quedó en el banco de suplentes con hielo en la zona afectada.

El dolor era evidente y luego del partido fue trasladado a una clínica de Salta para ser revisado. Una vez finalizado el encuentro que ganó Boca por 1-0, distintas versiones indicaban que la lesión del "Changuito" era seria.

Precisamente, durante la mañana de este jueves y ya instalado en la Ciudad de Buenos Aires, Zeballos se sometió a nuevos estudios que confirmaron la gravedad de la lesión. Rápidamente se definió llevar a cabo la cirugía, que tuvo lugar en una clínica de San Isidro.

El joven delantero de 20 años es una de las grandes apariciones de las inferiores del club, junto al mediocampista Alan Varela y el delantero Luis Vázquez, y la semana pasada había renovado contrato hasta 2026 con una cláusula de salida de 15 millones de dólares. Ahora, iniciará el proceso de recuperación y recién volverá al verde césped en 2023. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!