Lo importante era volver a girar, y se volvió. En la tarde del miércoles, y bajo un estricto protocolo sanitario regresó el motocross al circuito Jorge Alí Ambros de la villa balnearia Rada Tilly.

La primera jornada mostró un parque cerrado con cadenas cada 5 metros para mantener la distancia, y se implementaron las medidas sanitarias en la torre de control donde hubo alcohol en gel y lavandina. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA