COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Al pasar los días las rutinas de la bicicleta en el rodillo y los entrenamientos específicos que realizaban me fueron cansando, a medida que pasaron las semanas y repetía siempre lo mismo. Pasé por diferentes etapas, en algún momento estaba desmotivada y entrenaba sin ganas”, confesó la deportista.

“Por suerte cuando me pasó, comenzaron a habilitar las actividades en Córdoba. Eso me ayudó muchísimo y pude superar ese momento para concentrarme y disfrutar de cada entrenamiento, salir a correr o salir a pedalear y la verdad que es un disfrute por más que este cansada lo disfruto el doble”, agregó Miranda. TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ