Leonardo Martín Villagrán es uno de los hijos pródigos de Gimnasia y Esgrima y luego del duelo ante Platenes le rindieron un cálido tributo con las salutaciones por el centenario de encuentros como entrenador principal de la Liga Nacional.

“Siento una felicidad enorme y mucho placer de poder dirigir el equipo donde me crié, formé no solo deportivamente sino como persona y además con tantos años que arranqué en las categorías menores hasta llegar trabajar con el plantel profesional”, aseguró el “Villa”. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA