Su papá sufre Mal de Parkinson hace un tiempo y por lo visto, puede pasar cualquier cosa pero todo queda atrás cuando pisa el Gigante.

El marco del tweet publicado por Gisela son los 132 años de aniversario que cumple Rosario Central, en el mismo relata una conversación con su padre en la que este le pide ir a la cancha y pese a la negación de la joven, él insiste: "Yo en la cancha soy feliz", y aquí comienza la magia. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICKA ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!